Rygar – Legendary Warrior: Haciendo historia

rygar_us_set_1.marquee

“Caballeros, hoy les he reunido aquí para hablarles de la financiación de nuestras excavaciones. El presupuesto que teníamos asignado no va a resultar suficiente, y ahí es donde entran ustedes, los nuevos inversores. Una vez les mostremos los últimos descubrimientos estamos seguros de que muchos de ustedes van a querer pasar a formar parte y hacer historia.

Lo que está mostrando la señorita Nancy es uno de los objetos que hemos encontrado. Creemos que su nombre es “Diskarmor”. Se trata de una arma legendaria, según hemos podio descifrar a partir de unos frescos de la excavación. Dichos frescos nos cuentan la historia de que hace 4,5 billones de años, después del nacimiento de la Tierra, Ligar se hizo con el control de las tierras de Argool, sembrando el terror. Sólo un antiguo guerrero que volvió de entre los muertos fue capaz de enfrentarse a él y a todos los seres antropomorfos que poblaban Argool, haciendo uso de dicha arma legendaria.

Creemos estar excavando exactamente en la tumba en la que yacen los restos de ese guerrero. Nuestra intención es encontrarlo. Quizás así averigüemos algo más acerca de quiénes eran estos seres y de dónde venían. Tenemos muchas preguntas y existen multitud de enigmas sin resolver. Hemos bautizado a este proyecto como Rygar.”

rygar-argus-pc-game-2

Otro título al que le di caña a base de bien en el mítico bar de al lado de casa, fue ni más ni menos que este Rygar: Legendary Warrior.

El juego data del año 1986 y llegaba de la mano de la compañía japonesa Tecmo. En su tierra natal se le conoció como Argus No Senshi. Es un frenético juego de plataformas de acción, con vista lateral y scroll horizontal, que por lo menos a mí, me recuerda mucho a Rastan. Por su nivel de dificultad, nos hará sudar la gota gorda en más de una ocasión, dándonos ganas de masticar el mando para después escupirlo.

Una de las cosas que más me llamaba la atención de este juego era su apartado gráfico. Impresionante para la época, repleto de colorido, con varios planos de scroll y con un enorme número de sprites en pantalla. A mí lo que más me gustaba del juego, aparte de la adicción que creaba, eran los enemigos y su variedad. Me encantaban todos esos seres tan diferentes los unos de los otros.

El juego nos cuenta la historia del malvado Ligar, quién está llevando a cabo un gobierno de terror sobre la tierra de Argool. El único que puede poner fin a su reinado es Rygar, un antiguo guerrero que ha regresado de entre los muertos para acabar con Ligar y todos sus secuaces, haciendo uso de la legendaria arma Diskarmor. Toda la aventura en este mundo ancestral supone una mezcla de diferentes mitologías.

000000000000000

El juego tiene una estructura dividida en 27 niveles, un contador de tiempo que apremia al jugador a terminarlo cuanto antes bajo la amenaza de perder una vida, un acumulador de puntos para determinar posteriormente la clasificación de los mejores jugadores y un sistema de recompensas en función de la puntuación alcanzada con el que se pueden obtener vidas extras.

También deberemos ir al encuentro de los cinco dioses de Indora, que nos darán cinco objetos esenciales para poder acabar con nuestro enemigo. Pero antes de alcanzar a cada uno de los dioses y prepararnos para el enfrentamiento final con Ligar, tendremos a su vez que acabar con cinco jefes que custodian a cada una de las divinidades, demostrando que somos merecedores.

1181242157194

Como ya he mencionado antes, para llevar a cabo nuestra misión contamos con la poderosa Diskarmor, una especie de escudo o brazalete (que cada uno juzgue por sí mismo, pero nosotros lo llamábamos “el yoyó”) capaz de lanzarse a una corta distancia hacia los lados, o bien realizando un semicírculo por encima del personaje.

Contaremos también con la ayuda de distintos power-ups basados en unas insignias que el guerrero puede encontrar durante el transcurso de una fase. Existen un total de cinco insignias, tres de ellas potencian directamente nuestra arma, otorgándole mayor alcance, mayor contundencia (haciendo la bola de pinchos el doble de grande) o transformando el giro de la Diskarmor en un disparo en sentido vertical de pequeñas bolas de pinchos muy efectivas contra los enemigos que nos atacan desde el aire. Las otras dos insignias potencian nuestro personaje, habilitando una suerte de barrera protectora que lo hace invulnerable durante un corto periodo de tiempo (que generalmente se suele utilizar para cruzar raudo y veloz lo que queda de fase hasta alcanzar el control) o permitiendo a Rygar producir el mismo efecto al saltar sobre un enemigo que el impacto de su arma.

20051013-rygar1

Este es uno de esos videojuegos que supone un verdadero reto. En su versión recreativa, por muchas monedas que me dejé, nunca conseguí terminarlo. Destacar también que posteriormente acabaría contando con diferentes versiones para Sharp X68000 (una rareza nipona a la que dedicaré una entrada otro día y cuya versión es un calco del arcade original), Commodore 64, ZX Spectrum, NES (adaptación muy libre del original), Sega Master System y Atari Lynx.

Acerca de Sr. Presley

Tengo todos los vicios, videjuegos,apasionado del cine juegos de rol, de mesa, manga, anime y no sigo por que no terminaría nunca.
Esta entrada fue publicada en Arcade, Artículos, Opinión y análisis y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Rygar – Legendary Warrior: Haciendo historia

  1. Sólo probé la versión de Master System. ¿La de N.E.S. era muy diferente?

  2. Anda que no me dejé monedas en esta máquina… Era muy difícil pero para la época tenía unos gráficos y sonidos estupendos.

  3. La de NES Albert no tiene nada que ver, pero no por eso menos divertida.

    Las fases eran un poco mas plataformeo mezcladas con pantallas con scroll vertical y con enemigos algunos iguales y otros muy diferentes de la original y la música es muy chula.

  4. Maldita recre! Dónde están mis monedas?

    Destacaría la versión Lynx, y sobre todo x68000, píxel perfect. ^O^

  5. Yo… nunca jugué a este, me temo

  6. Fue una de la primera maquina de la sala donde visitaba de pequeño : “el topato”.
    Como siempre habia gente que eran verdaderos hachas con el juego lo cual te daba la oportunidad para ver mas pantallas. Todo un espectaculo en vivo y a dia de hoy leyendas del arcade.
    gracias por el artículo. Me trae buenos recuerdos.

  7. Pues este es el típico juego legendario con el que nunca tuve oportunidad de cruzarme y que, curiosamente, no me he metido con el en serio en el MAME.

    El artículo genial como siempre aunque no se si estaba preparado para imaginarte masticando el mando y escupiéndolo en el mítico bar de al lado de tu casa (debía ser un bar cojonudo). ¡Hurra por el sr Presley!

  8. Pingback: Recuerdos de infancia | FaseBonus.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *