Shadow Warriors: La venganza ninja

Nuestro próximo invitado es una persona que creció y vivió en Japón. No es el tipo de invitado que solemos tener en nuestro programa, pero hoy ha querido compartir su historia con todos nosotros.

imagesCA00SBZ3

Una historia de venganza, de violencia y sangre. Es algo que ya vivió desde bien pequeño, llegando a formar parte de sus pesadillas de niño más recurrentes: la muerte de su padre a manos de un clan ninja.

Acompañado de su fiel katana, el único recuerdo que conserva de su padre, dedicó toda su vida al entrenamiento y viajó a nuestro país en busca de venganza. Unos lo verán como un héroe, mientras que otros como un villano. Esta noche ha venido para explicarnos su historia: Ryu Hayabusa.

Hoy traigo un juego que seguro no deja indiferente a nadie, ya que se trata de un beat’em up al más puro estilo “Double Dragon” ( juego del que hablaremos otro día). Pero esta vez tomaremos el papel de un ninja. Estoy hablando de Shadow Warriors, o por lo menos este fue el nombre con el que se dio a conocer en Europa. En Japón fue Ninja Ryūkenden (La Leyenda de la Espada Dragón Ninja) y en América, Ninja Gaiden.

Este título nos llegaba de la mano de Tecmo en 1988 y terminaría por convertirse en la primera piedra de una de sus franquicias más populares.

imagesCAX3CN0Z

Ryu Hayabusa nació en Japón y desde pequeño sintió vocación por convertirse en ninja, probablemente porque su padre, Joe Hayabusa, lo era. Cuando Ryu creció cumplió su sueño y se convirtió en un ninja. Tiempo después, el padre de Ryu sería asesinado en un duelo por un ninja negro vestido de gris, dejándole a su hijo su espada, la “Espada del Dragón”. Ryu concentró todo su temperamento en un único objetivo: vengarse.

Una de las cosas que en su día me hizo enamorarme de este juego, fueron los movimientos del personaje, ya que había una interacción con movimientos ninjas durante toda la aventura, como saltar hacia atrás dando una voltereta apoyándote en la pared para poder ponerte en la espalda del enemigo, la necesidad de utilizar habilidades típicas de ninjas para avanzar en algunos puntos o la posibilidad de lanzar a los enemigos contra los objetos del escenario, como cabinas telefónicas que se hacían añicos al impactar el cuerpo de nuestro oponente en ellas.

imagesCATHJ775

El juego contaba con una dificultad muy alta, digna de campeones y campeonas. La pantalla de “continue” también me llamaba muchísimo la atención en aquella época, ya que se trataba de una escena en la cual aparece Ryu atado a una mesa sin posibilidad de escapar, mientras una sierra circular baja hacia su torso. Si el jugador no continuaba con la partida, después de la cuenta de los diez segundos, la pantalla se volvía roja mientras Ryu gritaba de agonía y las palabras “Game Over” hacían su aparición.

nin

Este Shadow Warriors nos acabaría llegando en múltiples versiones domésticas, tales como PC-Engine de la mano de Hudson, resultando un juego con más colorido en los sprites y con pequeñas variaciones en la música y en el control, que únicamente vería la luz en Japón. También pudimos verlo en PC, Atari Lynx… Mientras que por otro lado, en Europa, la prolífica Ocean se encargó de las versiones de Amstrad CPC, Commodore 64, Amiga 500 y Spectrum, entre otras. Destacar versiones como la de NES, de la mano de Tecmo, mezclando plataformas con toques de acción y una elaborada historia que se presentaba en forma de escenas cinemáticas de alta calidad. Aunque el argumento vuelve a girar en torno al padre de Ryu, esta vez aparecen otros elementos como la CIA o la mitología oriental, desembocando en un final en el que nadie es quién parece ser.

efbrv - copia

 

Acerca de Sr. Presley

Tengo todos los vicios, videjuegos,apasionado del cine juegos de rol, de mesa, manga, anime y no sigo por que no terminaría nunca.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Shadow Warriors: La venganza ninja

  1. Lo conocí en su versión de NES y al poco tuve la suerte de que me regalaran la segunda parte. Los disfruté muchísimo. Muchos años más tarde conocí la versión de Master System, que os recomiendo que catéis, una versión diferente que merece la pena picotear.

  2. er… “Digna de campeones y campeonas”… Con “campeones” se entiende a la perfeccion, hombre

  3. Como dice Albert, es uno de esos juegos que la mayoria de sus versiones de consola son diferentes y muy buenas. Yo cate la de nes, game boy, game gear y master system y son una maravilla cada una de ellas. Gran articulo sr presley

  4. Por increíble que parezca, las versiones de NES y Game Boy me parecen mucho más asequibles que la de arcade, no sé porqué…

    Por cierto, como curiosidad y anexo al artículo, decir que existe un hack hecho en Cataluña a principios de los 90 llamado Dragon Bowl:
    https://www.youtube.com/watch?v=vxuIKgEVmCY
    que además reciclaba sonidos de Street Fighter II.
    Digno de destacar teniendo en cuenta la casi inexistencia de juegos españoles en los arcades.

  5. @Marc: No conocía ese hack, voy a buscar la rom.

  6. Yo me quedaba alucinado con los gráficos de ese juego en la arcade, no tanto así la jugabilidad, que me parecía un poco meh, aunque eso no quitaba mis buenas tardes de viciada. Tuve la versión de Spectrum y me lo pasaba como un niño chico jugando con ella. Gracias por traernos otro gran recuerdo, Sr. Presley 🙂

  7. Que guapa la maquinota esta. Realmente en cuestión de gráficos estaba un par de pasos por delante que las demás. Eso si, moneda echada, moneda malgastada: te fundian en un momento, era para pros.

    Las versiones de consola eran las clásicas sin profundidad ¿no? Por desgracia (o por suerte) optaron por adaptar y no llevar exactamente el arcade a las consolas. La contrapartida fué una nueva saga de juegos muy muy buenos.

    La versión Amstrad CPC si que era como la máquina al menos. Bueno, lo pretendía, porque era tosco de cojones.

    ¡Ay! El hack maldito. Casi me había olvidado de él. Menudo bodrio, aunque al menos se lo pasarian bien modificando los gráficos y grabando el ruido del bidón mientras hacían fotocopias con la Bulma desnuda. Desconocía que el hack fuera catalán. ¡Y pensar que me puedo haber cruzado con los responsables! xD

  8. Casualmente tengo ambas JAMMA, tanto el Ninja Gaiden como el Dragon Bowl.

    No se que relación habeis encontrado entre ambos juegos para decir que el Dragon Bowl es un hack del Ninja Gaiden.

    En relación al Ninja Gaiden, las releases de 8 bits me parecen muy buenos juegos, especialmente me encanta la version de Master System, lleva esa consola a otro nivel.

    Tampoco entiendo la fama y carisma del arcade, es un juego soso, creo que la fama viene de lo que se hizo despues con la licencia en las restantes plataformas. Eso si, actualmente Ninja Gaiden es una obra de arte en las plataformas actuales.

  9. Yo le meti un montón de horas a esta máquina, y la verdad que me molaba y los gráficos eran muy dignos para la época, pero siempre he creído que le ha faltado un plus de jugabilidad, no se si era relacionado con la velocidad o con qué, pero por ejemplo me parecía mucho más divertida y jugable Double Dragon (la I y la II) (o por supuesto Shinobi, aunque no tenía la profundidad de Ninja Gaiden)

    De todas formas la temática Ninja a esas edades era algo que enganchaba, y yo creo que fué un poco sobrevalorada por ello. (en mi opinión, claro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *