Automan: Tron en la pequeña pantalla

Por algún motivo parece que todos damos por supuesto que la película original de Tron fue un estrepitoso fracaso en cines, estrellándose en taquilla y siendo valorada por el público mucho tiempo después. La realidad es que únicamente en Estados Unidos, Tron consiguió prácticamente doblar los 17 millones de dólares que costó su producción en su estreno. Probablemente se esperase bastante más recaudación de ella al resultar tan innovadora, o puede que esta cantidad se antoje muy baja en comparación con otros estrenos de la época. Pero de ahí a considerar la película de Steven Lisberger como un fracaso comercial existe un verdadero abismo.

automan1

En 1983, un año después del estreno de Tron, llegaría a la televisión Automan, una serie claramente inspirada por la temática y estética de la película. Producida por Glen A. Larson (responsable de pelotazos televisivos de la talla de Galáctica: Estrella de Combate o El Coche Fantástico), a sus creadores les faltó el tiempo en avisar acerca de los “homenajes” a fin de evitarse follones legales y acusaciones del público. En cualquier caso la serie no aguantó demasiado en antena, alcanzando únicamente los doce episodios (más el piloto).

automan3

¿Mencioné que estaba metido el del Coche Fantástico?

De manera muy resumida (ahí tenéis la serie si os apetece verla) os comentaré que el argumento trata sobre un policía informático llamado Walter Nebicher (interpretado por Desi Arnaz Jr.), el cual logra programar una inteligencia artificial llamada Automan para ayudar a combatir el crimen. Casi nada. Pero por si esto fuera poco, la IA (interpretada por Chuck Wagner) es capaz de proyectarse en el mundo real a modo de holograma. Ambos actores conseguirían algunos papeles más después de la serie, pero nada especialmente destacable (Wagner salió algo mejor parado, pero vamos…). La propia serie apenas es recordada a día de hoy, habiendo pasado sin pena ni gloria.

automan2

Eso sí, el merchandising que no falte

La propia intro explicaba todo con bastante detalle:

En cuanto a los efectos especiales, para mí el punto más destacable y por el cual probablemente estemos hablando de ella a día de hoy, si bien trataban de seguir la estética marcada por Tron, tanto en su realización como en su acabado y por supuesto presupuesto resultaban infinitamente inferiores. Y es que si los detalles artesanales dibujados a mano tan exquisitamente de la película, resultaban casi prohibitivos en el cine, con el presupuesto de una serie de televisión era algo impensable. Así pues Charles “Chuck” Barbee tuvo que ingeniárselas y apañarse utilizando material reflectan para los trajes y demás parafernalia.

automan4

Bien, puede que ni siquiera recordarais esta serie y os importe bien poco que hable de ella. Pero me gustaría pediros un favor. Dadle un ojo al episodio 1×07, llamado “The Biggest Game in Town”.

En las escenas de la feria de videojuegos (hoy claramente retro), ¿qué títulos sois capaces de identificar? 😉

Esta entrada fue publicada en Televisión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Automan: Tron en la pequeña pantalla

  1. Yo recuerdo haber visto esta serie, no estoy seguro si en A3 o T5, en su primera época, creo que por el 90. Me parece que la echaban sábados y domingos por laa mañanas. Me hacía mucha gracia el cursor, que era algo así como el bit de Tron 😀

  2. waaaaaalaaaaaa!!! no recuerdo casi nada de esta serie ya que seria una criaturilla…….pero del coche si, ese cochazo me dejaba flipando

  3. Pues esta no la recuerdo en absoluto… Vamos, que no me suena de nada

  4. Curiosa y muy olvidada. Creo que la mayoría no la recuerdan, y los que lo hacemos, sólo vagamente. Parece que está a la venta en DVD. Hmmm…

  5. Joer, anda que no disfrutaba yo con esta serie. La echaban en telecinco. Siempre quise tener un coche igual, era chulisimo

  6. Pufff…. cuanto tiempo. Solo recuerdo que el coche al girar no hacía curva, sino que giraba los 90 grados de golpe y el programador se quedaba estampado contra la ventana

  7. Joderrr tengo algo ahí en la memoria pero super-difuso. Pero ahora no me quito de la cabeza que en algo la serie era, sin duda, visionaria: un ente perfecto tendría justamente ESE PELO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *