Dead Heat Scramble: El Burnout de Game Boy

Como jugador desde tiempos inmemoriales, como muchos otros, hay géneros que se me dan fatal. Mejor dicho, que soy tan hábil como un pato haciendo un cubo de Rubik. Para mí esos géneros son los de naves y los de conducción (el género de luchas no lo incluyo porque cuando me empeño puedo llegar a ser un crack, simplemente no me gusta). Por eso me he sorprendido a mí mismo escribiendo una entrada sobre un juego de coches para la Game Boy. Estoy hablando de Dead Heat Scramble.

dead-heat-screamble

Dead Heat Scramble cayó en mis manos, como muchos otros juegos de la Game Boy, a través de un cartucho de 100 en 1. Si tuvisteis alguno de estos cartuchos conoceréis bien la trampa. Sólo tenían 10 juegos y luego se repetían hasta la saciedad con distintos nombres. Pero lo que seguro que muchos no sabréis es que entre estos juegos, a veces, al final de la lista, se ocultaba algún videojuego distinto a la lista “oficial”, y en uno de ellos se ocultaba este glorioso juego.

dead-heat-screamble-3

10 circuitos, ¿os parecen pocos? Ya veréis…

El juego fue creado en 1990 por Copya System y sólo fue publicado en Japón y Estados Unidos (lo que explica que jamás escuchase hablar de él). El juego te hacía escoger entre tres coches y consistía en recorrer distintos circuitos antes de que se acabara el tiempo (antes de empezar, siempre te mostraban un mapa global de todas las fases que tendrías que recorrer). Hasta aquí todo nos suena y parece más de lo mismo, pero ahora viene lo bueno. Para poder finalizar los circuitos antes de que termine el cronómetro tenemos que chocar y destruir los distintos coches que circulan por el circuito, los cuales nos darán diferentes ítems para ayudarnos en la tarea. Todo esto mientras esquivamos barreras, pinchos, caminos que se bifurcan y Rocas Gigantes TM (sí, habéis leído bien, rocas gigantes), mientras saltamos. Sí, nuestro coche tiene la habilidad de saltar, ¿no es genial?

gfs_78135_2_6

El juego comienza fácil, pero se va complicando a medida que avanzamos, haciéndose esencial no perder ningún enemigo para conseguir ítems como la bala (para ir más rápido, el reloj (para parar el tiempo durante un breve instante), los neumáticos (para tener sujeción en las ruedas) o el ítem que mejor deberemos aprender a usar, la piedra (que si se acierta a un coche con ella, nos soltará otro ítem especial que es la combinación de todos los anteriores juntos.

gfs_78135_2_1

El juego es adictivo como el que más, exigiéndote un control precioso y memorizar los circuitos con sus distintos giros, dándote la oportunidad de repetir una y otra vez hasta conseguirlo (continues infinitos, gracias a dios). Un juego que se desmarca completamente del género para ofrecernos algo novedoso y divertido, perfecto para los viajes. Un título redondo para tu Game Boy. A lo mejor la mayor pega que podemos encontrarle es que a la larga se te puede hacer repetitivo, así como los gráficos, que aunque lógicos para la época, pueden parecer a día de hoy demasiado simples para lo que llegó a ser capaz de hacer la primera portátil de Nintendo. Pero si estáis cansados de Gran Turismos y queréis un juego con diversión directa, este puede ser el vuestro.

Acerca de salariasa

Jugador de los 90, coleccionista sobretodo de juegos de Game Boy, conocedor del secreto detras de diferenciar que es la mantequilla y lo que parece mantequilla, profesión posproductor y compositor audiovisual. cinefilo, cinefalo y descontructor universal
Esta entrada fue publicada en Consolas, Opinión y análisis y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Dead Heat Scramble: El Burnout de Game Boy

  1. ¡No lo conocía! Supongo que llamándose “Copia System” los chinos creyeron estar haciendo lo correcto al enchufarlo en esos cartuchos multijuego xD Y vaya que si lo hicieron… Gracias a esos cartuchos “llegó” de alguna manera a Europa.

  2. MOLA y punto. ¿Conchas azules? ¿Paraque? ¡Piedras, barato y sencillo!;)

  3. Ostras, no me suena de nada este juego! Pero tiene buena pinta!! 😀

  4. Había oído hablar de él pero nunca le he dado un tiento. Tiene pinta de ser bastante adictivo, me lo meto en el Everdrive en cuanto haga revisión de la SD.

    PD: ¿Habéis visto el nombre de la compañía? COPIA SYSTEM.

    PD2: Yo tenía un cartucho de 50 en 1 y no venía ningún juego repetido, prometido.

  5. No había oído hablar de este juego y me ha molado mucho lo que comentas, asi que un tiento le daremos.

    A mi me encantan los cartuchos de XXXX en 1, porque te puede salir de todo y cosas realmente sorprendetes es como un sobre sorpresa hecho cartucho!

    COPIA SYSTEM, que bueno!

  6. Gracias a todos por los comentarios, da gusto volver a escribir por aqui, lo echaba muchisimo de menos 🙂 . Creo que el corrector del word me ha dado una mala jugada; es “Copya System”. Aun asi, ni tan mal xD

  7. Lo de “Copia” lo cambié yo ignorantemente, al ver que en la captura lo ponía con “i” latina. Corregido, disculpas amigo 😉

  8. ¡No lo conocía para nada! Pero me recuerda mucho al Led Storm y eso está muy bien, lo probaré.

  9. Pues a mi como a Marc, solo me tocaron auténticos 50 en 1 con 50 juegos diferentes. Si los vuestros eran chungos teníais que haber ido a cambiarlos, hombrecitos de dios.

    ¿Si en la pantalla del juego pone “Copia System” porque dices que era “Copya”? ¿Lo escribieron mal ellos mismos? Me tiene intrigado lo de ese caracter burlón.

    El juego parece molon. A mi me encantan los juegos de cochecillos y si tienen mala gaita mejor. Lo que no entiendo es eso que dices de que “exige un control precioso”. En la Game Boy el control viene integrado en la consola y no podemos ponerle otro, ¿es suficientemente bonito para este juego? xDDD

  10. @Danysnowyman es un misterio compañero, por las fuentes que vi lo he visto escrito de lad dos maneras. Creo que tiene que ver con una conspiracion que viene de los mayas minimo.

    Por otro lado lo del control es una forma de hablar hombre, me lo apunto para el proximo ser “más preciso” 😉

  11. Jaja perdona Salariasa, ya sabes que me gusta hacer coña con las erratas, que últimamente salen de lo más divertidas. Ahora que lo mencionas, yo no apostaría tanto por una conspiración de los Mayas, sino más bien por una de los Maias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *