Final Fight CD: Redención doméstica

¿No os ha pasado alguna vez que aún teniendo un montonazo de juegos por probar siempre volvéis cada cierto tiempo a algún título que sabéis que os va a suponer diversión inmediata?

Pues algo así es lo que me pasa con la versión para Mega CD de Final Fight.

No vamos a descubrir nada nuevo en estas líneas pero todos sabemos que hablar de Final Fight supone remontarnos a aquellos añorados años ’80. Concretamente al año 1988, en el que vería la luz uno de los beat’em up más aclamados, más jugados y más respetados del mundo de los videojuegos.

Desarrollado por Capcom y en su línea por crear clásico tras clásico para los salones recreativos de la época, la compañía nipona nos brindó un juego de los de “yo contra el barrio” con una factura técnica sobresaliente.

finalfightcd4

Hasta principios de los años ’90 todo el mundo ansiaba poder disfrutar de Final Fight en el salón de su hogar. Pero como consecuencia de los contratos de exclusividad que Capcom tenía firmados con la “Gran N”, la franquicia apareció en versión doméstica únicamente para el cerebro de la bestia, con una versión que sencillamente no estuvo a la altura, llena de recortes que provocaron que no diese la talla.

No sería hasta el año 1993 y siendo desarrollado por la propia SEGA (ya que Capcom estaba obligada a desarrollar en exclusiva para las consolas de Nintendo) cuando en formato compact disc y para el add-on Mega CD, podríamos vanagloriarnos de una conversión sobresaliente de la recreativa. Incluso era capaz de superarla en algunos aspectos.

La premisa era sencilla y de sobra conocida: el nuevo alcalde de la ciudad de Metro City, Mike Haggar, quiere acabar con el crimen que está consumiendo a la población. La organización criminal Mad Gear consigue raptar a su hija, Jessica, para tener a su merced al nuevo alcalde. Con la ayuda de Cody (el novio de Jessica) y Guy (un joven experto en artes marciales), Haggar intentará acabar de una vez por todas con la terrible organización. Así comienza un desfile de golpes, puños y patadas sin límites.

finalfightcd3

Como decía, la versión de Mega CD es todo lo que se podría esperar de una conversión de altísimo nivel de la máquina recreativa original, si bien se echaba de menos un mayor colorido, ya que la escasa paleta de colores de la Mega Drive no daba para más. Más allá de ello, esta versión en CD mostraba una gran cantidad de personajes en pantalla y de un tamaño bastante considerable, y además los movía con una soltura impresionante. Escenarios muy cuidados y variados daban lugar a un apartado gráfico excepcional.

finalfightcd6

En cuanto al apartado sonoro, sencillamente resultaba magistral. Mega CD puede presumir de haber dado a luz varias de las mejores bandas sonoras del mundo de los videojuegos. Y Final Fight CD es un claro ejemplo de ello. El juego contaba con una banda sonora de lujo totalmente creada para la ocasión. Desde los riffs más guitarreros hasta ritmos funky con unas líneas de bajo impresionantes, capaces de acompañar perfectamente a la acción desenfrenada que pateaba el juego. Mención especial para las voces incluidas en los diálogos de los personajes, así como los efectos sonoros. Variados y de gran calidad.

Siguiendo a rajatabla la línea de su versión original y como todo beat’em up que se precie, ya os podéis imaginar la propuesta del título: avanzar por los niveles machacando a todo aquel que se ponga por delante. Acción directa a raudales, diversión instantánea y adicción sin límites.

Los personajes tenían la capacidad de realizar diferentes acciones: saltar, propinar puñetazos, golpes especial que restaban una porción de la energía del jugador… Resultando todos los movimientos muy característicos y haciendo que cada jugador se decantase por un personaje u otro. Por supuesto también íbamos recogiendo ítems a lo largo de las diferentes pantallas, tanto para combatir a nuestros enemigos (cuchillos, tuberías…) como para recuperar energía (pollos, hamburguesas…).

finalfightcd5

A lo largo de seis niveles de una duración bastante adecuada, nos veríamos la caras con todo tipo de maleantes en los barrios bajos, en el metro o en una zona industrial… Mención especial para una fase de bonos en la que debemos destrozar un coche, muy al estilo de la mítica fase de bonos de Street Fighter II.

Esta versión del juego presenta una dificultad bastante elevada y es difícil conseguir acabarlo incluso en los niveles más accesibles, lo cual no impedía que el título te enganchara horas y horas para al final terminar saboreando la gloria de haber podido terminarlo.

Otra de las novedades que incluía esta versión de Mega CD respecto a la recreativa era un modo “Time Attack” para intentar acabar con el mayor número de enemigos de Mad Gear posible. Y todo ello en escenarios exclusivos creados para la ocasión.

finalfightcd1

Diferencias respecto a la versión japonesa

A modo de curiosidad, comentar también que aquí sufrimos la censura en las vestimentas de ciertos personajes del juego y que consistió en cambiar pantalones muy cortos por otros en teoría más apropiados, para evitar escandalizar a nadie.

finalfightcd2Y más censura…

Y para ir acabando no podemos dejar de comentar que Final Fight CD representa uno de los títulos más emblemáticos del catálogo de la Mega CD. Un gran esfuerzo por parte de SEGA de llevar uno de los beat’em up más memorables de la historia de las máquinas arcade hasta las casas de sus incondicionales. Un juego que de por sí ya justificaba la compra de este periférico tan poco aprovechado, pero con joyas de este calibre en su catálogo.

Si tenéis la Mega Drive PAL modificada para correr los juegos a 60 Hzs y Everdrive podréis cargar el juego con la Bios Region Free y jugar en nuestras máquinas y disco PAL a pantalla completa y disfrutar del juego en toda su gloria.

Acerca de David Murcia

https://soundcloud.com/david-alt-sanchez
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Final Fight CD: Redención doméstica

  1. Gran versión que como dices justificaba la compra del Mega CD si eras un viciado de la máquina. Y si algún colega criticaba tu decisión de comprar “el CD de la Mega Drive”, nada mejor que ponerle este juego para hacer que se callase rápido.

  2. No conocia esta version, tiene muy buena pinta. Lo de la censura en esos tiempos visto a dia de hoy roza, por no decir que entra de lleno, en lo ridiculo.

  3. ¡Qué bueno el Final! Y tan jugable y profundo que no pasan los años para él. Hay que decir que cuando salió el de Super no parecía tan malo más allá del putadón de faltarnos un personaje y la desaparición del juego a dobles. Me pregunto por qué, si mas adelante salieron juegos similares con juego a dobles aunque la desaparición de Guy seguro que era por no usar un cartucho mas gordaco. Pero claro, la de MegaCD era una cosa muy seria.

    En referéncia a la música, y hablando del desconocimiento de cómo es la de esta versión, debo decir que para mi la llegada del CD y, en consecuencia, que las músicas de los videojuegos fueran pistas reproducidas y no melodías tocadas por el chip de sonido supuso el final de lo que se puede llamar “música DE videojuegos” para convertirse en “música PARA videojuegos”. Oír sonar el hardware con sus limitaciones era un aliciente que hoy día se ha perdido.

    Me ha hecho gracia que llames a las fases de bonus “fases de bonos”, sobretodo teniendo en cuenta como se llama esta comunidad. Pero es la mar de correcto, por supuesto xD

    Lo de la censura es normal. En el recreativo había gente que no se la pelaba porque no había pausa. La decisión de quitar esa boca tan abierta de Haggar en la versión japonesa también es lógica ya que es innecesariamente provocativa. ¡Qué decir de Poison! Un personaje secundario que es casi un icono de los 80 y que ha reclamado su propio espacio en los juegos actuales. En el Street Fighter IV luce de maravilla aunque quizás le han dado una personalidad demasiado caliente.

  4. Lo de la censuraes que es para un X3 facepalm Combo

  5. Es un juegazo, que como bien dices, David, se deja rejugar, es mas, me voy a darle otro tiente. Jejeje. Banda sonora de lujo.

  6. Ojo, que digan lo que digan, a mí el de SNES, de no ser por la putada de no poder jugar a dobles y poder seleccionar otro jugador, me daba el pego bien.

  7. Bueno, acabo de hechar una partida y he de decir, que casi me he sentido como si jugara la primera vez, hacía años que no jugaba al Final Fight y más a ésta versión, la música de éste Final Fight, es sensacional, así como su sonido y pensar que yo lo tuve original en su tiempo con el Mega CD Japonés…
    Por cierto, no he pasado del West Side, al matar a los 2 Andores, me han matado… argh…

    PD: Odio a los Andore y a los Elgado, pero que tirria!!!

  8. Lo malo del MEGA CD es que a Europa no llegó nada del catálogo en condiciones japonés, y sí muchos de esos HORRIPILANTES títulos FMV….

  9. El Mega CD tenía un micro más rápido que el de megadrive, más RAM, y un chip para hacer rotaciones de planos y sprites, y acercamientos como los de las recreativas de SEGA. Muchos nos quedamos con las ganas de ver más y mejores juegos en esta plataforma tan miserablemente aprovechada. ¿Títulos de TurboDuo? ¿Un Golden Axe: The Revenge Of Death Adder? ¿Un OutRunners a lo pantallas de conducción del Batman Returns? y no ese cutre After Burner. Con mejor catálogo y distribución y otro gallo hubiese cantado, hasta Nintendo habría sacado su CD para SNES … si la competencia hubiese apretado.

  10. Un Golden Axe: The Revenge Of Death Adder en Mega CD seria imposible,tecnicamente para ser 2D es brutal,pero no es una Megadrive con mejor sonido como muchos dicen.
    A mi me hubiese gustado ver un Super Street Fighter II Turbo con la mejora de paleta de colores que tenia Mega CD,que solo uso el gran Eternal Champions.
    Si Treasure la hubiese pillado le sacan el 99%,eso era una compañia competente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *