Dispositivos Flash: Cuando pasado y presente se dan la mano

En vista de que somos muchos los que seguimos utilizando aquellas incansables máquinas que aún tienen mucha guerra que dar a día de hoy, han ido surgiendo a lo largo de los últimos años -y perfeccionándose cada vez más- una serie de dispositivos para una gran mayoría de sistemas (cartuchos con slot de tarjeta de memoria, emuladores de disquetera, etc) que llamaré a partir de ahora Dispositivos Flash y que, gracias a ellos, podemos meter todos los juegos que deseemos en una tarjeta flash (SD, Micro SD, CF, memorias USB…) y jugar en la consola u ordenador real. No se trata de emulación, pues es el mismo hardware real el que corre el volcado del programa original.

Los que me conocéis ya sabéis que también soy amante del formato original en cuanto a software, pero no hay que negar las virtudes y ventajas que tienen muchas veces estos aparatitos sobre el soporte original. Además, las dos cosas son compatibles si se desea.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Algunos de mis dispositivos flash posando alegremente para la ocasión.

Algunos soportes de almacenamiento originales (sobre todo cintas o disquetes) a pesar de estar superando con creces las expectativas, quizás algún día dejen de funcionar o comiencen a presentar problemas debido al uso o al paso del tiempo o condiciones ambientales. Todo esto, unido a la dificultad de encontrar y adquirir ciertos títulos en formato físico por escasez y/o altísimo precio, hacen que estos dispositivos flash sean opciones muy a tener en cuenta para todo aquél que guste de utilizar el sistema original.

Normalmente todo son comodidades, y además suelen venir con una agradable interfaz para seleccionar juego y activar/desactivar las distintas funciones.

Las ventajas de los dispositivos flash, a mi modo de ver:

Ahorro de espacio: permiten tener todo un catálogo de juegos (o una selección propia) dentro de un dispositivo flash y todo bien ordenadito. Vale, ya sé que no es lo mismo que tenerlos originales, pero ya lo habéis entendido xD

– Posibilidad de ejecutar TODO: y no solamente juegos de la época, sino homebrews actuales, hacks, prototipos, demoscene, diferentes distribuciones de un juego concreto, programas propios… cosa que sería un tremendo jaleo sin estos dispositivos.

– Ahorro de dinero para jugar a algo concreto:  Por supuesto, también sirve para jugar a esos juegos que nunca podremos conseguir en formato físico y de los cuales exista el volcado digital (como por ejemplo el Air Raid de Atari, al que nunca jugaremos en la consola real a no ser que paguemos los más de 35.000 dólares que se piden por una de sus menos de 10 copias que se conocen “vivas”).

– NO es emulación: corre el volcado original del juego en la máquina real. Mucha gente critica a los dispositivos flash diciendo que es como un emulador, pero la realidad es que no tiene nada que ver. Es el hardware original quien está corriendo el juego original.

– La carga nunca falla: los fallos mecánicos de cintas o discos, o los contactos sucios de un cartucho, no existen aquí. La carga va a ser perfecta y limpia, pues procede de una fuente digital.

– Tiempos de espera de cargas más cortos: por ejemplo en sistemas como Spectrum las cargas de las cintas son instantáneas, en los ordenadores de 8 bits de Atari (XL/XE) se pueden lograr velocidades hasta 10 veces más rápidas que las disqueteras convencionales, etc…

Nota: En los cartuchos cambia la cosa, en la máquina real un cartucho original carga al momento, pero usando un cartucho flash puede tardar unos pocos segundos en función del sistema y del tamaño total de la ROM elegida. De todas maneras, el tiempo es mínimo.

Posibilidad de salvar partidas: no todos, pero algunos dispositivos flash o similares permiten grabar estado para cargarlo más adelante.

– Posibilidad de usar trucos: algunos permiten insertar, por ejemplo, códigos Game Genie.

– Extras: Muchos y variados. En algunos, posibilidad de cambiar los colores del interfaz gráfico, aumento de memoria del ordenador, etc. En otros, como es el caso del Ultimate-II de Commodore, se puede hacer de todo (es en el que más opciones he visto), e incluso tiene un reproductor de músicas del chip SID.
Hay otras cosas que se podrían comentar como por ejemplo la posibilidad de preservar programas directamente a formato digital en algunos sistemas, como por ejemplo utilizando el dispositivo HxC Floppy Emulator para el Amstrad CPC, que se comporta como una disquetera más.

– Tecnología cruzada: Es asombroso ver como se dan la mano las tecnologías de almacenamiento actuales con sistemas de hace varias décadas.

En definitiva, la comodidad, como ya apunté antes, es el punto clave.

Como desventajas tendríamos que algunos dispositivos flash no son 100% compatibles, aunque solo una pequeña minoría de juegos de algunos sistemas concretos presentan problemas para ser ejecutados.

Para acabar, diré que soy usuario de varios de ellos y mi experiencia es totalmente satisfactoria. Realmente esto hubiera sido el sueño de todos en la época de vigencia de cada máquina.

– “¿Todos los juegos en una tarjeta del tamaño de una uña?”
– “¿Han venido los extraterrestres ya?”

Esta entrada fue publicada en Artículos, Curiosidades, Opinión y análisis y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Dispositivos Flash: Cuando pasado y presente se dan la mano

  1. Buena entrada Robe. Personalmente utilizar estos adaptadores me parece la mejor opción para todo aquel que quiera disfrutar en la máquina original sin arruinarse para poder probar todo el catálogo. La experiencia es prácticamente perfecta.

  2. Yo todavía no tengo ninguno… pero me parecen una maravilla, pronto me voy a hacer con uno, y no se si pillar el de Turbografx o el de Megadrive….

  3. yo tengo un cartucho sd para megadrive y solo puedo hablar maravillas de el, quien me iba a decir que iba a tener todo el software de la mega en una tarjeta sd

  4. Lo malo diría que los precios de estos cartuchos es bastante elevado, que no digo que no lo valgan, ojo, solo que en algunos casos el desembolso es importante.

    Yo en Retromadrid me compre el everdrive Mega y es una de las mejores compras que he hecho.

    Creo que es especialmente útil en el caso del soporte de cinta y disquetes por que como tu dices, tarde o temprano cascaran, por mucho cuidado que tengamos.

    Y menos mal que tenemos estos “cacharros” y los emuladores que si no, no conoceríamos ni la mitad de los juegos!

  5. Cojonudo el artículo Robe. A mi me parecen una opción muy recomendable tanto para probar juegos que se te escaparon en la época y sobre todo para los desarrolladores de juegos nos viene de cine para probar todo en el hard original.

  6. Estoy de acuerdo al 100% contigo, ya lo sabes. Ultimamente ya no busco juegos originales, mas que nada por el elevado precio que estan alcanzando, y el poco espacio del que ya dispongo debido a todo lo que tengo, asi que estos cartuchos flash me lo tomo como inversion, ahorrando dinero durante meses y comprando uno o dos al año, hasta hacerme con todos. Son caros, pero a la larga compensa por comodidad, espacio y ahorro con los juegos originales que cada vez son mas caros.

  7. llamadme tonto.porque no tengo ni idea de si esto son solo pendrives con formas raras o algo mas.

  8. @Deka: Resumidamente es un cartucho para la máquina en cuestión, con memoria o posibilidad de introducir tarjetas de memoria, de modo que lea infinidad de roms directamente desde la máquina original

  9. Realmente en estos ultimos años me estoy planteando seriamente ir pillando algun everdrive. Poco a poco me doy cuenta que los juegos suben de precio y que mi espacio va disminuyendo xD. En el caso de la megadrive es una gozada el poder tener todo el catalogo de master system y megadrive juntos y lo mismo ocurre con el cartucho de game boy. Pero claro, el precio es para pensarselo detenidamente ya que lamentablemente ahora no me puedo permitir pagar tanto de golpe 🙁 . Pero esta claro que es el futuro y que poco a poco todos los que nos gusta el retro acabaremos cayendo, por que queremos descubrir juegos y es una forma maravillosa de poder jugarlos sin tirar de cartera ni emulacion.

  10. Muy buen articulo. Me acuerdo de cuando compré hace un huevo de años una Flash Card de GBAdvance que va con un cable de puerto paralelo (que ya no tengo) y que podías meter hasta 5 o 6 roms. Era como ciencia ficción para la época, anda que no han evolucionado esas cosas. Y me costó un par de riñones, más que cualquier Everdrive actual.

  11. Siempre muy didactico Robe, gracias.

    Pues la verdad, es que al precio de un cartucho de la época no se puede decir que sean demasiado caros. Tampoco hace falta comprarlos todos, con los de tu sistema favorito es suficiente. Además de la ventaja que dice David para los que desarrollamos juegos para plataformas antiguas, tienen la virtud de preservar los mecanismos originales en aquellos que la carga se haga desde disco o cinta. Como punto negativo apuntaría que la duración de la batería en las portátiles es menor usando estos cartuchos, aunque no tengo maldita idea de porqué.

    Por cierto, que has hablado de un tal HxC Floppy Emulator y como fan del CPC estoy interesadísimo en buscar info. Gracias por sacarlo a colación.

  12. Lo del precio sí que es cierto que algunos pican bastante, pero también es cierto que son inversiones y que muchas veces comprando 5 o 6 originales depende cuales sean ya pasamos de lo que vale un dispositivo flash de estos.

    DanySnowyMan: El HxC es increíble. Yo lo tengo interno en el Amstrad, pero también lo puedes conectar externo si quieres conservar la disquetera original. Totalmente recomendado.

  13. Lo mejor es tirar de emuladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *