Bruce Lee II para Commodore 64: La segunda parte soñada

Si alguien me preguntaba tiempo atrás (y hablo de aproximadamente desde ya mediados de los 90 hasta ahora) de qué juego que nunca tuvo secuela me gustaría una segunda parte, una de mis respuestas fijas era el Bruce Lee.

Tuve la suerte de disfrutar este juego tanto en Amstrad como en Atari XL siendo un niño, y siempre fue de mis juegos favoritos. Posteriormente, en la época del boom de los emuladores, y coincidiendo con la llegada de internet a nuestro hogar, pude probar otras versiones: Commodore 64, Spectrum, Apple II

Siempre me ha gustado el Bruce Lee. No destaca por nada en especial, pero tiene una magia propia y una gran personalidad. Incluso a nadie que no lo haya jugado nunca lo encandilará. Algo que lo ha hecho único y considerado todo un clásico. Además, ofrece una dificultad asequible comparado con otros títulos de la época. Y comentar también que, a raíz de ese juego, me convertí en un amante de las películas de Bruce.

bruce-screenshot

Screenshot de la primera parte. 

Y siempre me pregunté por qué nadie -ya muchos años después en la escena homebrew- se decidía a sacar una segunda parte. Se hicieron remakes, eso sí. Pero sin duda es un juego que invitaba a darle la continuación que se merece. La primera parte sabía ya a poco, a pesar de ser un clasicazo que invita a re-jugarse las veces que hagan falta.

url

Uno de los remakes de la primera parte. 

Y esa segunda parte debía hacerse magistralmente. El respeto a este juego por los aficionados siempre ha sido máximo y no valdría hacer cualquier cosa. La responsabilidad debía ser máxima.

Me enteré de la aparición de esta esperada segunda parte y la ilusión fue grande. Bruneras había programado para PC la deseada continuación y además permitía elegir estética Amstrad o Commodore.

card_bruce2b

Y paralelamente a ese lanzamiento, un usuario empezó a portarlo a Commodore 64. Yo decidí esperarme, no por despreciar el trabajo del autor original de la versión PC ni mucho menos (de hecho es magistral habiéndola probado ahora) sino porque me había propuesto desde que me enteré de su port a una máquina de 8 bits que a la continuación que más tiempo llevaba esperando en mi vida querría jugarla en un ordenador de 8 bits. Todo pintaba muy bien. Eso sí, la espera fue un esfuerzo en toda regla.

Por fin llega el día del lanzamiento. Se sacan algunas versiones nuevas a lo largo de los días que van corrigiendo algunos pequeños fallos. Lo descargo y lo meto en la tarjeta SD, dispuesto a cargarlo en el Ultimate-II (un dispositivo flash para el Commodore 64 que permite ejecutar ficheros de cinta, disco y cartucho en la máquina original desde tarjeta SD). Es por ello que las fotografías que adjunto en este artículo están fotografiadas directamente de la TV donde tengo conectado el C64 y donde he jugado a este juego.

Aparece la pantalla de introducción, y posterior pantalla de presentación con la música de la primera parte. Un subidón recorre mi cuerpo. Leo atentamente los textos en pantalla y las opciones: se aprecian dos niveles de dificultad y posibilidad de jugar con vidas infinitas o sin.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Haciendo caso al autor del port, pruebo el modo de dificultad fácil con vidas infinitas para ir practicando, pues advierte en su página web de lo frustrante que puede ser comenzar con el modo normal y sin vidas infinitas.

Una serie de partidas me sirven para poder conocer todo el mapeado, las principales trampas, y acabar el modo fácil, primero con vidas infinitas y luego ya sin ellas. Y lo tengo claro: ahora voy a intentar acabarlo en la dificultad original y sin vidas infinitas. Por suerte, a lo largo del juego encontraremos varias vidas que nos ayudarán a que la tarea sea algo más llevadera. Algo que por cierto también sucedía en la primera parte.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La estética de los decorados, tan característicos, recuerdan mucho a su primera parte. 

El modo de dificultad original se distingue del fácil en que hay zonas donde es necesaria una precisión al píxel. En principio es en zonas concretas, por lo que hay pantallas que tienen aparentemente la misma dificultad tanto en el modo original como en el fácil. Eso sí, al llegar a esas zonas críticas se nota la diferencia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una de las zonas más complicadas del juego. 

Pero vayamos a lo que íbamos: empieza el juego, y un texto en pantalla nos cuenta que el malvado Tao Bao ha raptado a la hija de Bruce Lee. Nuestra misión es, por tanto, salvarla. Argumento simple pero épico como siempre. Se trata, al igual que en su anterior parte, en coger todos los farolillos de cada pantalla para ir teniendo acceso a otros niveles mediante puertas que se abren , plataformas que desaparecen para ir a pisos inferiores, etc.

La ambientación es preciosa. El tipo de decorados, plataformas, escaleras… todo, absolutamente todo, está inspirado en su primera parte. Si te gustó esa primera parte, esta segunda te enamorará, pues la ambientación es mucho más bonita pero en ningún momento pierde la esencia de su predecesor.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bruce tiene las mismas habilidades que en la primera parte: puño, patada voladora, salto y agacharse (en la primera parte se tumbaba y aquí se agacha, pero para el caso es lo mismo). Una nueva habilidad que tiene Bruce en esta segunda parte es la de nadar (y por cierto, por mucho que sea Bruce Lee, tiene pulmones como todos los seres humanos, por lo que si se queda demasiado tiempo debajo del agua se ahogará).

La serie de guiños a la primera parte son muchos, pero lo que realmente me gustó y me esbozó más de una sonrisa fueron los guiños a las películas de Bruce. Aparece el karateka japonés de Puños de Furia, uno de los luchadores de Operación Dragón y… Sí, el último oponente de Bruce en El Furor del Dragón: el mismísimo Chuck Norris.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La primera aparición de Chuck Norris en el juego. Por culpa de echar la foto me pegó una buena leña. 

Aunque no os penséis que, por muy fuertotes que parezcan por su nombre, van a ser algo realmente complicado. Mantienen la inteligencia artificial de la primera parte, así que son más bien tontillos y empanaos, y representan más un estorbo que un problema en sí, aunque molestar pueden molestar un poco sobre todo en zonas concretas. Pero en el fondo caen bien, sobre todo cuando van apareciendo todos juntos en pantallas avanzadas y ves como se dan de hostias entre ellos mientras tú estás subiendo una escalera.

También hay más guiños a las pelis de Bruce, como por ejemplo el gato negro que con su maullar da el inicio del combate de Bruce Lee contra Chuck Norris en el coliseo romano en El Furor del Dragón. Aparece justo la primera vez que vemos a Norris en el juego, y al cogerlo nos hará aparecer una escalera necesaria para avanzar.

Ya solo por todo esto merece la pena, y mucho. Pero es que aún hay más. En una de las pantallas enjaulan a Bruce… y uno de los esbirros encargados de colgar la jaula encima de un rio es el ninja de la primera parte.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un viejo conocido…

Hay que escapar de aquí de esta jaula… Oh vaya, pero resulta que en la jaula de al lado hay alguien más. Escucho un gruñido. Muy familiar… ¡¡Es el Yamo Verde!! ¡¡El enemigo más carismático y el que mejor me ha caído de toda la historia de los videojuegos ¡! Este bicho verde, que nunca he sabido muy bien qué es, era el otro de los malos de la primera parte, y que, como curiosidad también podía manejar un segundo jugador en el modo de 2 players.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Quién es mi vecino de jaula?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡¡ “Ola k ase” , Yamo Verde !!

Creedme que he intentado varias cosas para intentar salvar al Yamo. Pero no queda otra que tirar su jaula abajo y matarlo para poder seguir avanzando en el juego. La lástima ha sido extrema, pero hay que llegar hasta Tao Bao y nadie dijo que el camino era para nenazas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El juego se mueve muy rápido y ágil, más que su primera parte incluso, y como he dicho mantiene la esencia perfectamente. Yo lo catalogo como la continuación soñada. Dudo que se pudiera haber hecho mejor. No le falta nada a mi gusto. Si tuviera que buscarle los tres pies al gato diría que el modo de dos jugadores, que ha desaparecido. Pero se perdona. Es una obra maestra que ya estáis tardando en jugar.

Esperando una tercera parte… Ojalá algún día la veamos. No me cansaría nunca de jugar a un nuevo Bruce Lee que mantenga la esencia del original.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Bruce Lee II para Commodore 64: La segunda parte soñada

  1. Múltiples horas me pasé yo en éste juego, el “gordo seboso asqueroso” lo llamábamos mi amigo y yo :O era un juego muy viciante, no sabía que había remake…

  2. Bueno, remakes hay varios de la primera parte.. (échales un ojo, algunos están currados). Pero lo tratado en el artículo es una continuación en toda regla.

  3. ¡Habrá que catarlo! Gracias por el aviso Robe 😉

  4. Muy bueno Robe! Me han dado ganas de probar la versión PC!
    Al final, títulos de estos o similares (Como el remake de Exolon, Skool Daze o Aliens) molan muchísimo!

  5. Totalmente de acuerdo contigo Robe. El Bruce Lee fué siempre en Amstrad uno de mis favoritos. Los gráficos nítidos, las animaciones simpáticas, los controles con muy buena respuesta para la época y el hecho de que cada pantalla fuese diferente en decoración y disposición me hacían jugarlo una y otra vez. La inteligencia de los enemigos que hacía que a veces se pegaran era de lo mas graciosa, tanto como el bostezo del Yamo Verde al aparecer en escena. Sin duda era un juego que se adaptaba al Amstrad como un guante… ¡y encima cargaba en un periquete!

    La segunda parte de Bruno Marcos es de un buen gusto exquisito. No solo sigue pareciendo el mismo juego (en este caso es muy importante) sino que lo mejora con montones de guiños, personajes célebres y pantallas interesantes y muy bien diseñadas. No exageras nada, es la continuación soñada y la versión PC (la que yo he jugado) se siente tal cual como si fuera emulada en el Amstrad.

    La verdad es que el chaval ha demostrado con este juego el cariño que le tenía al original y yo le estoy mas que agradecido. Tiene talento, mucho.

  6. En el artículo he puesto el enlace de la versión PC, pero se me ha pasado poner el enlace de descarga de la versión C64 que es la que he comentado, es el siguiente:

    http://kollektivet.nu/brucelee2/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *