Crónica de RetroSevilla 2016

Hace relativamente poco de esta nueva costumbre mía, que es levantarme a las 5:30 de la mañana para ir a RetroSevilla, conducir unos 20 Km. en coche y luego coger un tren hasta Dos Hermanas. Esto, puede parecer tedioso ya que lo hago en uno de mis dos días semanales, es más, el tiempo amenaza con lluvia… Mucha lluvia… Pero los veteranos de RetroSevilla no tememos ni una cosa… ni la otra. Digamos que la lluvia ya es como una constante en esta edición retro hispalense. Este año tanto Bruce como yo vamos de civiles, y no será por falta de material (que lo hay y mucho), sino más bien engatusados por el cartel de conferencias y las ganas de disfrutar del evento sin tensión ni ataduras.

img_7579

Nos encontramos en la estación de tren. Abrazos de amigos que hace tiempo que no se ven y ya notamos la lluvia que tanto pronosticaban. ¡Empieza pues nuestra RetroSevilla 2016!

Nos pasamos dos horas poniéndonos al día mientras desayunamos. El evento empieza a las 10:00 y a esa hora nos enfrentamos a la lluvia y llegamos al antiguo matadero reconvertido en centro de exposiciones con toda la ilusión del mundo. Todavía están montando algunos stands de la zona indie y allí nos dirigimos. La disposición es la misma que la de otros años, a simple vista, vi a Trolldinger, un stand del ZX-UNO, otro más que no identifico en ese momento (luego resultaría ser el de Héroes de Papel), en la lejanía a los compañeros de Retroworks y en el más cercano vemos a dos chicos sacando Jammas. Pero se me van los ojos detrás del Amstrad y tiro para allá. Una encantadora pareja está preparando un CPC128 Plus y un 464 con expansión de memoria (de los stands exhibidos hablaré en una entrada aparte). Resultó ser un juego para 128 hecho íntegramente por vectores (Vector Vaults), muy adictivo y que se podía adquirir en físico en el propio stand. Alberto, su creador, habló con nosotros durante un buen rato, al igual que el amigo Trolldinger. Pero de sus juegos ya hablaré en otro post, con más tranquilidad.

img_7584

En mitad de la conversación nos encontramos con nuestro amigo Ricky y nos acompañó durante toda la mañana. No paraba de llover y decidimos ir a por la primera de las conferencias, la de Bit Managers, a cargo de Tony Gálvez, en la que contaba sus peripecias durante su estancia en dicha compañía. Una vez acabada fuimos a ver la exhibición retro y el mercadillo previo en el que se encontraban los compañeros de Videojuegos por Alimentos dándolo todo por tan noble causa. Nos aventuramos a participar en el sorteo de una Game Boy “tocha” y vi un 32X que ya me hubiese llevado a casa (ahora me arrepiento un poco de no habérmelo comprado, jejeje). La sala de la fama se abría ante nosotros, cientos de sistemas, muchos deseados, algunos desconocidos y cientos de juegos (una colección de todos los juegos de Castlevania publicados, arcades incluidos), todo el gameset de la Nintendo 64, etc. se agolpaban majestuosamente… Sí, prácticamente los mismos (o menos) que el año pasado, pero no deja de alucinar. Una gran iluminación, un orden exquisito y mucho espacio para poder contemplar tanto amor retro. Nos llamó mucho la atención la colección de clones rusos del Spectrum (música y kalashnikov incluidos). Nos tentó la zona arcade (en diferente ubicación y más acertada) y fuimos a otra sala, llena de ordenadores y consolas retro. Daba gusto ver a tanta familia jugar a la Mega Drive, al Amiga, NES y Super Nintendo. Lo que divierte gusta y no importa los años que tenga, porque estos juegos siguen divirtiendo.

img_7603

Nos despedimos de Ricky, que con un gripazo importante, se volvía a Cádiz. Nosotros fuimos sal mercadillo, el cual estaba bastante bien de precio, aunque escaso en material que nos interesase (digamos, Spectrum, Amstrad, Mega Drive y SNES PAL), pero muy bien, la verdad. Al acabar nos agregamos a otro gaditano ilustre, Salvador Cantero, amigo y programador de Red Planet y Car Wars para Spectrum, que salía de la conferencia de la presentación del CDI en España. Nos hicimos fuertes y decidimos salir a comer a pesar de la intensa lluvia. Llovió y mucho, y tardamos mucho en encontrar la pizzería… Llovió muchiiiiiiísimo y tardamos muuuuuchoooo, os podéis imaginar como llegamos. Después de una comida hablando de especificaciones, proyectos y demás cosas ricas volvimos corriendo porque quería ver Salva la conferencia sobre Gaelco. Bruce y yo fuimos a la sala arcade, la cual estaba hasta arriba. Genial, es una sensación increíble el notar el ambiente de lo que hubiese sido una sala recreativa en los 80/90. Nos costó mucho pillar una y fue el Spiderman Arcade de Sega, la deformación hobby-profesional nos hace fijarnos más de la cuenta en paletas, animaciones y scallings, pero aún así llegamos al Dr. Muerte. Lástima que se nos hiciera tarde para ver la conferencia del Batman Group. No había terminado aún la conferencia de Gaelco, que resultó ser apasionante y divertidísima. Empalmamos con la presentación del Pinball Dreams para Amstrad CPC, una conversión increíble y meritoria por parte de estos chicos. Más técnica que la primera de la mañana, nos hizo comentar cosas como “¿eso cuantos colores tiene?”. Amablemente explicaron qué trucos han usado para darle ese acabado al juego.

img_7733

Acabada la conferencia, también se acabó nuestro tiempo (como vuelan 12 horas cuando uno está a gusto). Nos despedimos de todos los amigos, nuevos o veteranos, con muchas ganas de repetir el año que viene, esperando que el clima sea un poco más benigno. Si aún no habéis ido a RetroSevilla, no puedo más que aconsejaros ir.

Esta entrada fue publicada en Eventos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *