Beware the Slenderman: Cuando un mito se convierte en real

¿Cómo puede terminar un mito creado en Internet dando terror real? Creo que la respuesta nos la cuenta este documental dirigido por Irene Taylor, en unas dos horas de metraje.

En “Beware the Slenderman” seguiremos el juicio a Morgan y Anissa, dos jóvenes que apuñalaron 19 veces a una tercera amiga, todo por el hecho de convertirse en siervas del personaje conocido como “Slenderman”.

Realmente lo que nos cuenta Irene en este documental, es el juicio que se produjo durante ocho meses para saber si estas dos niñas, Morgan y Anissa, tenían que ser juzgadas como adultas, ya que cuentan con 12 años de edad cada una.

Un documental duro, sobre todo si mientras lo ves estás pensando en ello, si estás atento a lo que escuchas, por el desgarrador testimonio de las tres familias implicadas.

Es complicado sacar una conclusión irrefutable al terminar de ver este documental, ya que solo pensar en la pequeña niña, que recibió 19 puñaladas en nombre de una personaje ficticio, hace hervir la sangre, pero luego toca la otra parte, la de las familias de estas dos niñas, donde vemos también el destrozo emocional que sufren.

El punto clave en esta empatía con las familias y hasta con estas dos niñas, aunque sea duro decirlo, la tienen en dos puntos.

El primero, os lo comentaba anteriormente, el destrozo emocional que sufren también los padres de las dos niñas, pero el segundo es más revelador para mí, aunque solo es pequeño corte del documental.

En una parte del mismo, nos dejan claro que una de las niñas ha heredado la enfermedad mental de su padre, la esquizofrenia, y es demoledor cuando el padre, que es consciente de su enfermedad, nos narra como el ve cosas que no son reales, que ve al demonio en el asiento de la parte de atrás de su coche… Él sabe que no es real, pero lo ve y eso me dejó el cuerpo para poca bromas…

Os aconsejo que lo veías, me ha parecido un buen ejercicio personal para comprobar hasta qué puntos pueden ser complicadas estas historias y lo duro que tiene que ser juzgar estos casos.

Una niña fue apuñalada por sus dos mejores amigas, dejándola sola en un bosque para que muriera, en nombre de Slenderman. Y ademas dos niñas de 12 años, una de ellas con una grave enfermedad mental, han terminado siendo juzgadas como adultas y tendrán una pena acorde con el delito.

Por suerte la niña que sufrió el ataque, logró salir del bosque y pedir ayuda, ahora está recuperada físicamente de esa barbaridad que padeció en manos de dos niñas en las que confiaba.

Duro documental del cual, y a título personal, yo aún no me atrevo a sacar un juicio personal.

Recomendadísimo.

Share

Acerca de gatts

Presentador y co-creador de Fasebonus.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Cine, Opinión y análisis y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Beware the Slenderman: Cuando un mito se convierte en real

  1. El juicio es claro; hay que controlar lo que juegan o ven los niños, incluso ciertas personas más adultas. No todo vale para para todo el mundo.
    No soy de este tipo de juegos o películas (no ví más allá de los primeros 5 minutos de Saw, por ejemplo), pero entiendo que haya gente a la que les pueda gustar, y sin embargo preferiría que no existiera este tipo de material, porque a veces resulta muy inmersivo, y a ojos de ciertas personas puede resultar en un desastre como este.
    No puedo opinar sobre este juego porque no lo he jugado, pero de verdad que hay cosas en este tipo de obras que parecen estar hechas por verdaderos dementes, con situaciones que a saber cómo se les han ocurrido, y que pueden incitar a otros a imitarlas, como en este caso.

  2. Conocía el documental pero no sabía sobre qué iba. A quien sí conocía es al personaje porque he trabajado hasta hace poco para una empresa de disfraces. Hace 3 o 4 hallowines vendieron lo que no está escrito de Slenderman en Reino Unido y, sobre todo, en Estados Unidos: http://www.morphsuits.com/slender-man-costume-morphsuit-us.

    A mí en su día me pareció que era una vuelta de tuerca más a fenómenos de tipo The Vanishing Hitchhiker, esta vez salido de Internet. Vamos, el equivalente anglosajón moderno a la Santa Compaña. Lo que es una pena es que haya quien se tome esto tan en serio o que si en esta familia había un problema de esquizofrenia eso no estuviese más vigilado.

  3. Bluedark, creo que ves el tema con los mismos ojos que aquellos que demonizaron a los juegos de rol por el asesinato de aquel hombre en la parada del autobus a manos de dos colgados jugando a su partida de rol. Un gran error.

    Si no es un videojuego, puede ser una idea, otro asesinato del que te cuentan muy detalladamente en cualquier informativo, un libro (mira la que lio Don Quijote con unos simples libros de caballeria), una pelicula o cualquier situacion incluso normal que sirve de catalizador a alguien que tiene los cables bien cruzados, cualquier cosa puede que haga saltar la chispa.

    Lo que tienen que hacer el diagnostico temprano y tratar al enfermo. No me refiero llenarlo de pastillas sino educarle y alejarle de ciertas cosas. Son personas con problemas, los juegos no son el problema.

    Mis hijos han jugado al juego y saben que es un juego, del mismo modo que si ven Superman no se ponen el mantel rojo y se tiran por la ventana. Eso si, del mismo modo que una cerveza es buena para los riñones, una litrona no lo es y cualquier exceso siempre sera malo, incluido en los videojuegos.

    Aun recuerdo cuando no podia quitarme de la cabeza la banda sonora de Doom ni cuando iba por la calle, se me pego como la de “los pajaritos” pero esta ultima me preocupo mucho mas 😀 😀 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *