Biohazard: El terror RE-inventado

Cogemos el DeLorean y nos despertamos el 2 de octubre de 2012. Tras un paupérrimo y difícilmente calificable como “Resident Evil” (y efectivamente, estoy hablando de las aventuras del “Action Man” particular de la BSSA, Chris Redfield y de su amiga Shevaen, Resident Evil 5), nos hacían ver como un referente para muchos pasaba a ser una franquicia a la deriva que parecía haber olvidado todo el bien que nos hizo en Resident Evil 4.

Efectivamente ese mismo 2 de octubre, era el día de salida de la sexta entrega de la saga principal. Resident Evil 6 llegaba a nuestras casas con una premisa: intentar mejorar a Resident Evil 5… ¡Y casi nos engañan!

Con unos primeros momentos brutales, en los que una Raccoon City devastada por zombis y un Leon Kennedy vapuleado, empezaba uno de los primeros niveles más increíbles que he podido jugar. De ahí en adelante el juego va en picado, aunque no me malinterpretéis, la campaña de Leon es potable y el modo “Mercenarios” siempre es divertido para jugar con los colegas. Pero de nuevo, una campaña sosa y repetitiva con Chris y el lío familiar entre el hijo ilegítimo de Wesker (éste Albert, como se escondía siempre) y Sherry Birkin (la hija de William Birkin, también conocida como la niña del Resident Evil 2) mataban la vida de un juego que, cuanto menos, intentaba vendernos una moto en la que muchos, entre los que incluyo, caímos. Sin embargo, dos entregas que fueron bajo mi punto de vista buenas, como son los dos Revelations, dándonos un magnífico crucero por el Mediterráneo en el Queen Zombidia con un barco lleno de monstruos, señalaban que la franquicia intentaba, por lo menos, reflotar y reinventarse a si misma.

Todo cambiaría en junio de 2016, durante el E3. Algo llamado Resident evil Engine saltaba a nuestras pantallas. Lo que parecía una copia de toda una joyita como es Outlast: una casa abandonada, un bosque, lo que parecía un Silent Hill… iba a ser llamado “Resident Evil”. En su momento yo ya había tenido suficiente con “The Evil Within”, sin embargo desde que salió The Beggining Hour, el juego fue tomando forma. La demo fue un punto de inflexión y después de que más tarde saliera a la luz la demo de la lámpara, la percepción sobre este proyecto cambió totalmente. Tomando palabras del propio desarrollador, Koshi Nakashini:

“Obviamente es un juego que tiene que dar miedo, así que no se nos permiten muchos fallos. Hemos encontrado mucha inspiración en el folklore japonés.”

Antes de meternos en materia gorda y sin spoilers, el argumento del juego es el siguiente:

Un joven llamado Ethan Winters recibe un video e-mail de su pareja, Mia, en el que le dice que tras haber estado desaparecida tres años se encuentra en un rancho perdido de Louisiana y decide ir a por ella. Aunque no sea con el resultado que él esperaba.

Desde el primer momento que entramos en la mansión de los Baker, el juego te absorbe poco a poco y en muchos momentos parece que estamos de nuevo en la mansión de las montañas Arklay. La tónica agobiante de los miembros de la familia que te persiguen y torturan de manera desmedida en algunos casos, hacen que meterse en la piel de Ethan sea algo que cualquier fan del género de terror deba experimentar. Resident Evil 7 o Biohazard 7, según de qué región que seamos, es una pieza para guardar durante los próximos, aunque sin embargo, los desarrolladores se apoyaron quizá demasiado en otras cosas y pecan de ser un excesivo homenaje a otras entregas de la saga.

En la mansión, si juegas de manera muy concienzuda y lenta, puedes encontrar varios cuadros en los que se haya pintada la mansión original de las montañas Arklay o referencias a otros personajes como Alysha Ashcroft (la periodista del RE: Outbreak) cubriendo un supuesto holocausto zombi son muestras de un fénomeno que tiene su punto álgido en el emblema de Umbrella colgado en la fachada de otra de las casas de la familia. El otro punto que más llama la atención es la inclusión de un nivel en un barco, no es el Queen Zombidia del Revelations, pero las habitaciones son, cuanto menos, parecidas. Además, la linealidad que el juego tiene en algunos momentos, sobretodo en las “boss battles” ensucia un poco el ambiente de un mapa abierto y condiciona demasiado el resto de la partida.

Inspiraciones aparte, Nakashini ha conseguido coger lo mejor que en su día creó Shinji Mikami y evolucionarlo a las tecnologías de hoy, pues Resident Evil 7 es un título atractivo, lleno de tensión y con un encanto especial que sobretodo es aderezado por un modo manicomio que tiene aún más guiños a entregas anteriores, recordando el método de guardado con tinta o, en este caso, con cintas de vídeo que Ethan va recogiendo durante su contienda para salvar a su querida Mia.

En conclusión y dejando atrás los prejuicios de juego de acción típico de películas como G.I Joe o Call of Duty que habían dejado pasadas entregas, este nuevo toque y giro de 360 grados le dan un aire fresco a la saga. Un modo historia muy enrevesada y con muchos cabos que unir, grandes referencias a otras entregas de la saga y un modo manicomio que recuerda a las primeras ediciones hacen de Biohazard un título imprescindible de esta generación, quizá un quiero y no puedo de lo que P.T no pudo ser o simplemente un cambio en un género que con el paso del tiempo hemos visto como poco a poco iba devaluándose por momentos.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Biohazard: El terror RE-inventado

  1. Al aparato uno que se ha pasado el RE1 en japonés, el RE1 en Nds, el RE2, el RE3, el RE Remake, el RE0, EL RE Code Verónica, los de tiros de PSX, PS2 y WII, el RE4 y el RE5.

    No entiendo la inquina que hay contra el RE5, si es lo mismo (pero mejor a todos los niveles) que el RE4. Los españoles latinos, la trama absurda (secuestran a la hija del presidente de USA, en serio?), los personajes amongolados como Salazar o el detective gitano que te encuentras, el viraje hacia la acción ya estaba presente aquí…

    Sinceramente, me gustan más los zombis que las plagas, y el survival que la acción, pero decir que el RE5 es malo y glorificar el RE4 me parece que no es una queja objetiva, ya que el 4 es claramente inferior al 5 en todo, menos en duración, pero es que el RE4 era demasiado largo, no lo pondría como algo bueno.

  2. Terminado! Personalmente me ha gustado mucho, mucho, pero ahora mismo tengo la impresion de haberlo desaprovechado..
    ¿El motivo?
    Que pude probarlo con las gafas VR de PS4 y jugar al titulo completo con esas gafas, no estara al alcance del corazon de muchos…

    Yo os lo recomendaria encarecidamente, si os gusta el cine de terror, os lo pasareis pipa buscando todas las referencias que tiene el titulo.

  3. Yo, despues de lo que escucho de “gente con criterio” (amigos y vecinos) le tengo muchas ganas. Eso si, me molaria probarlo con las gafas 3d y en cuanto pueda, le echaré un tiento. Yo no me fio de las tipicas criticas de “ya no es un resident evil, ha perdido toda la esencia original”, “capcom ha perdido el rumbo”, etc

  4. Quiero probarlo, ya son muchos los que lo recomiendan así que habrá que ir haciéndole sitio en la biblioteca de Steam xD. La verdad es que no he vuelto a jugar a un RE desde el 3, así que parece un buen momento para “retomar” la saga!. Salu2.

  5. Pues tengo muchas ganas de probar este nuevo Resident Evil la verdad, y sería la leche jugarlo con las VR pero de momento va a ser que no…

  6. Para mi, lo poco bueno que tiene el 5 lo copia directamente del 4, absolutamente todos los momentos, de principio a fin. En mi opinion, el 5 es muy inferior al 4, pero bueno, para gustos colores y para colores el arcoiris!

    Me ha molado eso de empezar el mensaje monstrando el curriculum! Aunque creo que es el mismo para muchos de nosotros.

  7. Jeje, bueno, era para mostrar que no hablaba por hablar, sino con experiencia, demostrando que tengo la saga muy jugada. Creo que al 5 sólo se le puede reprochar el no tener una atmósfera “gótica” o urbana como los anteriores, pero el escenario africano, decadente y soleado, también tiene su aquél. Sheva también sobra un poquillo, o por lo menos tendría que haber tenido la IA un pelín bastante mejorada. Los bosses son más carismáticos en el 4: el gigantón, el pseudo Rasputín, el ruso ese de la batalla a cuchillo, aunque Salazar da vergüenza ajena. El 5 tiene a Wesker, pero es un Wesker que es demasiado super, a base de querer hacerlo molón ha acabado no molando nada. La jugabilidad está más depurada que en el 4, la duración creo que está mejor medida, y se ve muy bien. Es continuista con el anterior, pero aportando. Puedo entender que a alguien le guste más el 4 que el 5, pero no entiendo cómo a alguien que le gusta el 4 puede no gustarle el 5, si es lo mismo pero mejorado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *