Especímenes del mundillo (II)

Interior, casa de Maese Threepwood, lo vemos envejecido, más calvo si cabe, sería canoso si tuviera pelo en el que agarrarse el blanco. Suena el teléfono. Bosteza y se estira, se escucha como chasquean todas sus articulaciones.
-Ya va, ya va -refunfuña antes de contestar-, digamelón.
– Hostia, qué viejuno -la voz de Logaran se nota temblorosa-. Oye… sobre la segunda parte del artículo ese… si hombre, el que tuviste a bien titular con unos paréntesis muy monos y un número uno, en romano, así todo cool y todo reshulón… que bueno, que…
– ¿Cuál de los sesenta? -responde Maese con cierta sorna.
– El que te salga de los cojones -espeta Logaran, más firme ahora-. Me parece lamentable que abandones siempre los proyectos a medias cuando…
– Aaaaanda a cagar.
– ¡Que soy tu hermano mayor, a mi me respetas!
– ¡Pos me bajas la bragueta!

(Dramatización de unos hechos que pueden, o no, ser reales)

Resultado de imagen de digamelon

Tan joven y taaaan viejo

Bueno, al lío, que aquí traemos la segunda parte del artículo especial sobre especímenes del mundillo ‘gamer’ (qué asco más grande de palabra), que tampoco es que haya tardado tanto, copón, que cuatro años pasan volando y que sois unos exagerados. Gracias por mencionarme en el foro, que si bien no participo (soy así como vago, no se si os habéis dado cuenta) si que lo husmeo a lo stalker, y me ha animado a continuar allí donde lo dejé. Usemos la magia de la literatura, el tiempo no ha pasado y continuamos justo donde lo dejamos, hablando de…

El gamer ultracompetitivo
No, no hablo de los que, de hecho, se dedican profesionalmente a competir. Todos mis respetos para ellos. Hablo de los que convierten un hobby, un mero pasatiempo, en algo en el que vertir todas sus frustraciones del día a día. Entienden jugar como un sufrimiento. Son incapaces de reírse con un fallo o de celebrar una jugada rival. El mando se convierte en una metáfora del jodido american way of life, con esfuerzo puedes conseguirlo todo y vamos Mike, da lo mejor de tí mismo, que alguien te observa en las alturas y este paso es el decisivo, no me falles ahora, tensiónate, sufre, suda, venga, un poco más… AUPA MARIO, ¡BUEN SALTO! Hijo de mi vida, ¡¡RELÁJATE!!

EL (puto) gamer niño rata.
Una pequeña aclaración: el niño rata no tiene que ser un niño, eso es así. He conocido a docenas de niños rata con los cojones de un negro parduzco. Se caracterizan, principalmente, por no saber perder y por no saber ganar. Ellos son los mejores, tú no tienes ni puta idea. ¿Has tenido suerte en un disparo? “Puto chetero de mierdaaaaaaa” ¿Has tenido mala suerte en un disparo? “Puto manco de mierdaaaaaa” ¿Tu conexión se ha caído mientras jugabas? “Puto cobarde de mierdaaaaaa” ¿Has dejado el mando un segundo porque te han llamado, por fin, del hospital diciendo que ese transplante de corazón que tanto necesitabas parece que ha llegado? “Puto deja-mandos-por-un-instante infartado de mierdaaaaaaa” Son agresivos. Están tensos. Son soplapollas y son muchos.

Resultado de imagen de niño rata

Yo soy bueno, tú no.

El gamer mecánico y aburrido.
Intentaré explicarme antes que nada. ¿Sabéis eso de que todos los pulgares son dedos, pero no todos los dedos son pulgares, no? Pues bien, no todos los niños ratas son mecánicos y aburridos; pero si que todos los mecánicos y aburridos son niños ratas. Es una clase particularmente hostiable. ¿Cómo explicarlos? ¿Cómo haceros partícipes del enorme asco que pueden llegar a dar? Os pongo un ejemplo. El año pasado estuve bastante tiempo enganchado a Rainbow Six Siege, un FPS multijugador que depende mucho del trabajo en equipo y la táctica. Tiene muchas variantes y cada partida puede ser completamente diferente a la anterior. De acuerdo, pues el gamer mecánico y aburrido conoce ABSOLUTAMENTE TODOS los puntos de respawn, TODAS las esquinitas por las que disparar a X sitio en Y momento de la partida, y en TODAS las rondas hace EXACTAMENTE LO PUTO MISMO, ¿qué ocurre? Pues que se convierten en ASQUEROSOS Y DESPRECIABLES funcionarios del videojuego, se pasan horas y horas moviendo su personaje en tal dirección un determinado número de metros, apuntando al mismo punto y apretando un botón, siempre igual, una y otra y otra vez, y lo mejor de todo: NO TIENES DEFENSA CONTRA ESO, ESTÁN ROMPIENDO EL PUTO JUEGO. Estoy un poco quemado del asunto, si.

Resultado de imagen de mapas rainbow respawns

¡¿Hacer trampas?! NECESITO 48 HORAS PARA PRACTICAR

Y bueno, lo dejo por hoy. No es que la última parrafada me haya hecho sudar de indignación. No me he puesto especialmente tenso. Es que… en fin, que tengo que mirarme al espejo un rato, mientras lloro y me planteo que he hecho con mi vida; pero que lo llevo bien, ¿eh?

¡Nos leemos!

Share

Acerca de Maese_Threepwood

Cuentan las leyendas que mis primeras palabras fueron "Tatsumaki Senpūkyaku" y de ahí a peor...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Especímenes del mundillo (II)

  1. Ja ja! Qué bueno! ¡Nuestra “invocación” en el Foro ha funcionado! XD

    Aquel “Especímenes del mundillo (I)” estaba pidiendo a gritos un Especímenes del mundillo (II), así como este Especímenes del mundillo (II) está pidiendo a gritos un… Ya sabes cómo funciona esto. XD

    Welcome back Mr. Maese! Ojalá nos sigas deleitando de vez en cuando con tus tribulaciones por aquí o por el Foro. Saludos!!

  2. ¡Hey! Me alegro de haberte hecho un “requerimiento formal” a través del foro y… ¡que haya funcionado! XD
    ¡Me alegro de leerte de vuelta por aquí!¡

  3. El Caos Reptante campa por sus fueros en gamer galaxy…

  4. Niño Rata-ta-ta-ta(y se muriò)

    Gamer=Jueguero. Hasta hablando ingles tienen que parecer subnormales…

    Un placer(anal) volver a leerle por aqui, Maese Threepwood.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *