A World that I Rule!: La caída del paraíso

Estos días me apetecía «desconectar» un poco y venirme unas pocas semanas a la playa. Volver a ver en orden todas las pelis de los Critters antes de verme la nueva película y la serie, completar lo que me faltaba por ver de Los Caballeros del Zodíaco… Y también me apetecía leer algo de manga y cómics que tenía pendientes.

Uno de los que tenía en la lista era el manhwa de A World that I Rule!, que alguien debió recomendarme y me apunté hace algún tiempo. La historia es bastante sencilla, pero engancha bastante. En resumidas cuentas, un chaval es succionado por un remolino de agua y despierta en una isla paradisíaca, poblada por una suerte de elfos sin maldad alguna. Los elfos y elfas se dedican básicamente a follar y a comer fruta sin preocuparse por nada, viviendo en armonía.

A medida que pasan los días, el protagonista empieza a contaminar la propia armonía del grupo debido a su propia personalidad. Los celos al compartir a las elfas con las que fornica o el hecho de empezar a matar animales para alimentar a la comunidad con su carne y obtener una posición privilegiada, comienzan a corromper a toda la comunidad.

La historia está entera y cerrada, por lo que se puede leer bastante rápido en dos sentadas (creo que son sobre 40 entregas). Si tenéis nostalgia del Black & White o queréis buscar alguna excusa para ver algo de hentai bien suave, dadle un tiento. La versión que yo he podido leer está censurada (los genitales, ya se sabe), pero realmente no afecta a la historia en lo más mínimo.

Esta entrada fue publicada en Cómic y anime, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A World that I Rule!: La caída del paraíso

  1. Suena a una historia con un fondo relativamente serio

  2. No puedo hablar mucho del fondo Deka, porque como te digo está censurado y no se ve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.