Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 

Autor Hilo: The Minister: Caos mental gubernamental (Leído 490 veces)

explorer

  • T-70
  • Mensajes: 144
The Minister es una serie dramática de la televisión islandesa. Consta de ocho episodios de 50 minutos de duración, en la que se sigue al primer ministro populista Benedikt Ríkarðsson, y cómo se agrava su condición mental mientras que sus colegas intentan mantenerlo en secreto, a toda la nación.


El candidato Benedikt se presenta a las elecciones a Primer Ministro de Islandia, pero en el último debate televisivo anuncia algo sorprendente, de locos... una especie de apuesta que nadie en su sano juicio haría. Llegan las elecciones y las gana, pero no se cumple su apuesta arriesgada, por lo que debe renunciar al cargo. Aun así, el pueblo le pide que lo acepte.

Benedikt demuestra en poco tiempo que tiene un don especial para tratar ciertos asuntos polémicos, dando soluciones creativas, fuera de las convenciones tradicionales de la política. En algunos casos muy efectivas, otras no tanto, pero bueno, somos humanos y no siempre acertamos. Y los políticos tienen la desagradable tarea de decidir qué camino escoger. Si se equivocan, les queda la dimisión, o el despido. Y a Benedikt no le templará el pulso si tiene que echar a un ministro corrupto.

Todo va bien, pero... el comportamiento de Benedikt empieza a ser cada vez más y más extraño.

Una confidencia de un médico amigo de la familia rebela que Benedikt sufre una enfermedad mental grave, y que irá a más.

Llega la conmoción de la noticia a su pareja, hija de un gran empresario de la prensa, y a alguno de los miembros del partido político de Benedikt. Intentarán ocultarlo, al mismo tiempo que le intentarán convencer de que debe tratarse.

Asistimos poco a poco, a la degradación de un ser humano, pero con momentos de gran lucidez, en los que demuestra su gran cariño y pasión por Islandia.

Esta serie es tranquila, sin sobresaltos, casi como es la sociedad islandesa. Plantea el caso de que sea el primer ministro el que esté afectado por esa condición mental (no cuento cuál es para no dar muchos detalles), pero al mismo tiempo, aprendemos un montón de cómo funciona la política y la administración islandesa, con sus particularidades por ser un país en una isla, en mitad de la nada (perdón, del océano).

¡Ah! Y por supuesto, aparece Ben Stiller.