Foro Fase Bonus

Varios => Literatura => Mensaje iniciado por: Zael en 14 Febrero 2020, 15:49:47

Título: Érase una vez unos Recreativos...
Publicado por: Zael en 14 Febrero 2020, 15:49:47
(https://static.wixstatic.com/media/39451e_aa0a420dfd494ff8aff2ddeb94e688cb~mv2.jpg)



Hola amigos. En mi página de Ancient Bits (patrocinada a su vez por Joyerías Sancho) tengo una pequeña sección llamada "Cuentos (de) Recreativos" en la que voy escribiendo pequeños relatos de ficción cuyo denominador común es que están todos ambientados en nuestros queridos y añorados salones recreativos.

Entonces he recordado que aquí en FaseBonus hay muchos "amigos de la pluma y el plumín" (cada cual interprete esto como pueda) y he pensado que podría salir algo divertido de todo esto.

La idea es ir escribiendo relatos pequeños (cuanto más cortos, más fácil os será), y no importa la temática (aventura, amor, terror, etc.), el único requisito imprescindible es que estén ambientados en unos recreativos. Después de cada relato podéis comentar qué os ha inspirado, si están basados en algún recuerdo de los recreativos de vuestra infancia, etc. Y luego, tanto los escritores como los lectores, podemos comentar esos relatos, ver en qué se podrían mejorar, recomendaciones, críticas, etc.

La finalidad de todo esto no es más que divertirnos, pero si vemos que van saliendo "cosas serias", podríamos plantearnos hasta buscar algún ilustrador e intentar un Verkami/Crowfounding de esos... ¡¿quién sabe?!  :rolleyes: :rolleyes: Así, que...



(https://reygif.com/media/es-viernes-hora-de-invocar-a-mis-colegas-y-salir-de-fiesta-92927.gif)

¡¡@DekaBlack, @Rasten, @Alucrack y demás escritores bonuseros!! ¡¡Yo os invoco!!





Bueno, ¿qué me decis? ¿qué os parece la idea? A mi me parece una mariconada como la copa de un pino. Y hablando de mariconadas... ¡hoy es San Valentin! ¿Os parece si empezamos con un relato romántico?  ;) ;)



(*) Los relatos son propiedad intelectual de cada autor, por lo que cada uno se reserva los derechos que convenga sobre sus propios relatos. Por lo general, salvo que nadie indique lo contrario, los protejo todos con estas licencias Creative Commons...

(https://i.creativecommons.org/l/by-nc/3.0/nl/88x31.png)            (https://mirrors.creativecommons.org/presskit/cc.primary.srr.gif)

(https://i.kym-cdn.com/photos/images/newsfeed/000/872/864/1a8.gif)
Título: Re:Érase una vez unos Recreativos...
Publicado por: Zael en 14 Febrero 2020, 15:50:40
CRÉDITO PARTÍO

(https://i.postimg.cc/nVwqG4xG/CR-DITO-PARTIDO.jpg)


Joder, te juro que no soy capaz de recordar sus nombres (escupe al suelo). Tenían esa edad en la que un niño no es capaz de diferenciar si uno es un adulto o es aún un niño. Lo que sí recuerdo es que ÉL cumplía con todos los estereotipos de “chulito de recreativos”: guapo, fuerte, tenía moto y, a diferencia de todos nosotros, olía bien.

P.: ...

¿ELLA? Joder, ahora ya he visto más coños que un váter en un concierto de Alejandro Sanz (escupe al suelo), pero por aquel entonces nosotros no habíamos visto nada igual. Entiéndeme, joder... éramos niños, habíamos visto a nuestras madres, a las chicas del barrio, pero nunca habíamos visto una como ELLA: pelo largo y liso, cintura de avispa y, créeme, ninguna chica agarraba el joystick como ella lo hacía. Y sí... olía bien.

P.: ...

¿Qué si estaban enamorados? Joder, escucha bien esto. No me preguntes cómo pero tenían una de aquellas rarísimas y famosas monedas de 25 ptas con defecto de acuñación... sí, sí, una de esas en las que el mismísimo Franco salía guiñándote un ojo. Pues bien, tenían la costumbre de jugar “a pachas” con “su moneda especial”, como a ellos le gustaba llamarla (escupe al suelo).

Ya sabes, cuando jugaba él, ella se acurrucaba en su hombro y suspiraba, y cuando era ella la que jugaba, él se situaba detrás de ella, cogiéndola de las caderas y susurrándole cosas como “tira la magía”, “eres La Chica Más Bonita Del Mundo”, “cuidado con el Abobo que sale de la pared” y esas cosas... ¡joder, me siento incómodo contándote esta mierda!

P.: ...

Recuerdo perfectamente aquella tarde porque justo cuando entraban me vino una flema a la garganta y...

P:. ...

Si me dejas acabar te lo explico, joder. Era la primera vez que, con un lapo en mi boca, me planteaba si era correcto escupirlo ahí en medio de los recreativos, buscar un pañuelo, tragármelo o qué coño hacer. ¿Me entiendes?

P.: ...

¡Joder, no seas corta! ¡Ningún niño piensa eso, simplemente lo escupe! ¡Estaba dejando de ser un niño!

P.: ...

Como te digo, lo recuerdo con claridad. Llegaron en la moto de ÉL, una de esas motos altas de cross que hacen que las chicas vayan literalmente pegadas al culo de uno. Las puertas de los recreativos estaban plagadas de motos como esa, créeme (escupe al suelo).

Sin embargo, algo iba mal. ELLA saltó de la moto haciendo aspavientos con las manos, ÉL se quedó fumando un porro con los chicos de la puerta... y pasaron toda la tarde separados. Y entonces llegó Nikolay.

P.: ...

¡Nikolay, joder! ¡Uno de esos niños rusos de acogida que llenaron el barrio aquel verano! Parecían tontos, con esa forma rara de hablar cambiando el género de las palabras y esos chándals raídos que hacían parecer digna de Gucci o Armani nuestra ropa de mercadillo (escupe al suelo).

La cosa es que ahí estaba Nikolay con su dichosa pronunciación: “¡Buenos tardes, señoras!”, “¿Me cambia el monedo, jefe?”“¿Alguien juega a doblas conmigo?” y toda esa cháchara comunista llena de “Aes” donde va la “Oes” y vicever...

P.: ...

No me interrumpas, joder, si  me dejas te lo explico. Pues va Nikolay y no se le ocurre otra cosa que acercarse a ELLA y preguntarle si quiere jugar “a doblas” con él... ¡y va y ELLA dice que sí! Y se ponen a jugar a esa máquina en la que vas por la calle repartiendo hostias por la calle (escupe al suelo).

No hace falta que te diga que ÉL estaba mirándolo todo desde los billares del fondo, agarrando el palo con unos nudillos tan blancos que parecía que fuera a partirse en cualquier momento.  Y entonces ocurrió.

P.: ...

¡¿Qué que ocurrió?! Pues que a ELLA le quedaba muy poca vida y, de repente, el puto Nikolay comienza a gritar una y otra vez “¡Pilla la polla! ¡Necesitas la polla! ¡Tú pilla la polla!"... ¡y va y ELLA se gira y le pilla la polla! ¡La POLLA!

Y entonces ÉL llega hecho una furia, y todos comprendemos que al que realmente le queda poca vida es a Nikolay. Te lo juro, nunca vi a nadie manejar con tanta maestría un palo de billar como ÉL. Había sangre de la Madre Rusia por todos lados.

P.: ...

¡Pues claro que no es una tragedia! Lo peor vino después. ÉL la miró con todo el odio que puede albergar (ahora ya no había dudas al respecto) un hombre y agarró la mano de ELLA que aún sostenía “su moneda especial”. Ambos la cogieron con todas sus fuerzas y te juro que esto es lo que pasó: la moneda cayó al suelo, y con un último guiño, se partió en dos. Cada uno cogió una mitad y se marcharon cada uno por su lado. Nunca más volvimos a verlos.

P.: ...

¿Que qué fue de Nikolay? Al final resultó que se llamaba Ramón. Era de Cuenca... (escupe al suelo).



ZAEL GARAMONDE (ANCIENT BITS)


(https://i.creativecommons.org/l/by-nc/3.0/nl/88x31.png)            (https://mirrors.creativecommons.org/presskit/cc.primary.srr.gif)







COMENTARIOS DEL AUTOR


Para escribir Crédito Partío me he inspirado en el relato E.B. nº48, VIII-1997 de "Entrevistas Breves con Hombres Repulsivos" de David Foster Wallace, un escritor con un estilo surrealista del cual ya os he hablado alguna vez en el Foro y cuyos libros estoy devorando uno tras otro.

La frase "he visto más coños que un váter..." la usa David Foster Wallace en ese relato, pero a su vez he visto que se inspiró en la misma frase que usa David Lynch (su director favorito) en la película Carretera Perdida.

El relato está escrito en formato entrevista, en el que no leemos las preguntas de la periodista (P), pero se pueden intuir por las respuestas del entrevistado.

Por si alguien no lo ha pillado, Nikolay y la chica están jugando a Final Fight, y Nikolay (supuesto niño de acogida del desastre de Chernobyl que muchos recordaremos haber visto por nuestros barrios y recreativos a finales de los años 80 y principios de los 90), con su pronunciación incorrecta del español la lía parda al decir "Pilla tú la polla" en vez del clásico "Pilla tú el pollo".

Bueno, ¿qué os parece? ¿Mierda? ¿Mola? ¿Mariconada, tal vez? Feliz San Valentín, chavales.  ;)
Título: Re:Érase una vez unos Recreativos...
Publicado por: jmpuk en 15 Febrero 2020, 12:29:22
A mi me ha gustado.... el estilo periodistico chapeau... y el relato engancha.
Dale duro!

Enviado desde mi SM-G950F mediante Tapatalk