El rol español de antaño: Joc Internacional

Antes de nada aclarar que soy muy consciente que los juegos de rol en España no comenzaron con Joc Internacional, ya que en los años 80 la juguetera Dalmau publicó una versión de la caja básica de D&D que algunos de los más viejos del lugar poseen (yo no la tengo, pero la he visto de pasada). Pero la mayor parte de los que empezamos con esto de los juegos de rol en los 90 comenzamos con unos juegos publicados por la editorial Joc Internacional.

 

Joc Internacional empezó como una compañía que importaba algunos juegos, entre ellos de la juguetera americana Avalon Hill, especializada en juegos de tablero y estrategicos. Francesc Matas, el mandamas de JOC se planteó la posibilidad de publicar el juego de rol de Avalon Hill, el Runequest. Además de conseguir la licencia de Runequest, consiguió la de La Llamada de Cthulhu (ambos juegos fueron desarrollados por la editorial americana Chaosium). Sin embargo, un caso de malentendidos y falsas expectativas, hizo que tuvieran que plantearse publicar también el juego de rol de El Señor de Los Anillos (conocido como Midle Earth Role Playing en otro países). Comenzando así una andadura que marcó a toda una generación de roleros, ya que durante algún tiempo fue la única editorial que publicaba seriamente juegos de rol en este país.

 

 

En este articulo hablaré muy por encima de los juegos que publicó, que fueron muchos y que abarcaban todos los géneros, y hablaré muy por encima de si hay algún videojuego relacionado con ello, por no perder la tónica.

 

Runequest: Este juego de rol es uno de los más veteranos del mercado. Es casi tan viejo como el D&D y está diseñado para ser una versión “realista” de los juegos de rol de fantasía. Lo mejor que tenía es que su sistema era fácil de comprender en su base, ya que todas las habilidades iban con un porcentaje en el cual había que sacar un resultado por debajo en un dado de 100 caras (que para los que sean nuevos, aunque existen los dados de 100 caras lo que normalmente se hace es tirar dos dados de 10 caras, uno para las decenas y otro para las unidades).  Este juego permitía jugar en universos de fantasía heróica, siendo el más popular el de Glorantha. Pero es más estimado entre la afición por sus suplementos históricos de Vikingos o del Japón Feudal.

Runequest tiene algún videojuego: El King of Dragon Pass, un juego de estrategia en el universo de Glorantha, el cual es relativamente atípico en la cantidad de texto de ambiente que te brinda y con bastantes decisiones que a veces recuerdan más a una videoaventura que a un juego de estrategia.

La Llamada de Cthulhu: Aquí hablamos de un juego que es un clasicazo. Uno de los pilares de la afición, el juego de rol ambientado en la obra de H.P. Lovecraft. Para los que no conozcan a Lovecraft a estas alturas fue un escritor norteamericano de principios del siglo XX, que normalmente escribía historias de terror que estaban sobre todo repletas de dioses antiguos, secretos inconfesables y lugares malsanos. Una de sus mayores aportaciones son los llamados “Mitos de Cthulhu” es una mitología repleta de seres en su mayoría prehumanos o simplemente extraterrestres que plagaron la Tierra en un pasado remoto. Estos seres, los Primigenios, por toda una serie de circunstancias o casualidades ya no están en la Tierra. Pero algún día volverán, y ese dia la raza humana perecerá y enloquecerá al conocer la verdad de un universo demasiado terrorífico para comprenderlo.

A pesar de que Lovecraft nunca se interesó demasiado por crear un todo coherente, algunos de sus sucesores como August Derleth, expandieron los mitos e intentaron estructurarlos. El juego de rol hace lo mismo, listando muchísimas de las criaturas de los mitos de Cthulhu, mencionando bastantes de los infames libros que aparecen en las historias de Lovecraft (como el famosísimo Necronomicón) y convirtiéndose así, de pasada, en una guía del universo de Lovecraft. Además, el sistema es el Runequest simplificado, así que es un juego ademas bastante accesible.

 

 

Sus suplementos son de lo más variado. En su mayoría son módulos (Aventuras) y campañas (Series de aventuras relaccionadas). Entre las más destacables está La semilla de Azatoth o Las Máscaras de Nyarlathotep. Aunque hay algunos suplementos de ambientación (con alguna aventura incluida) como Secretos de Arkham.

La llamada de Cthulhu ha tenido bastantes videojuegos basados en él aunque sea indirectamente (como el primer Alone in the Dark). De hecho los primeros juegos ambientados en el universo de Lovecraft como el Shadow of the Comet aparecián con el logo del juego y de su editorial, Chaosium.

El Señor de los Anillos (Midle Earth Role Playing o MERP): La ambientación de la Tierra Media hoy día es de sobra conocida por todos. Aunque no le faltaba popularidad a principios de los 90 entre los que sabían algo de literatura fantástica. Este juego de Iron Crown Enterprises (Corona de Hierro, claramente sacado de la Corona de Hierro de Morgoth), nos permitía jugar en la Tierra Media pudiendo interpretar casi cualquier tipo de personaje de la obra de Tolkien, desde un hobbit a un Elfo Noldor, e incluso Orcos o Trolls. El sistema era pseudo porcentual, aunque dependía de bastantes tablas en las cuales se tenían que comparar resultados (de hecho en mis círculos lo conocíamos como “El Señor de las Tablas”) haciéndolo poco recomendable para comenzar. Otra peculiaridad es que nos permitía jugar con magos y sacerdotes, cosa que no encajaba demasiado bien en el universo de Tolkien. Sus suplementos eran sobre todo de ambientación, habiendo muy pocas aventuras.

 

 

El Señor de los Anillos Juego de Aventuras: Era una versión simplificada de las reglas de MERP, que ya fue usado en una corta serie de Libros Juego. Joc lo editó en caja con dados y algunos mapas. Era adecuado para jugar alguna partida introductoria y para jugadores noveles.

Star Wars, el Juego de Rol: El juego de rol de la Guerra de las Galaxias editado por West End Games, también es uno de los juegos más populares de Joc. La sencillez de su sistema de juego lo hacía ideal para los novatos, además de contar con la ventaja de no tener que explicar casi nada del trasfondo. Ambientado en esa maravillosa época antes de saber lo que era una precuela, los jugadores encarnaban miembros de grupos de sucios rebeldes que se enfrentaban a la tiranía del Imperio Galáctico. El juego usaba dados de 6 caras que solo había que sumar lo que sacabas, cuanto más alto mejor. Tenía un sistema de combate de naves espaciales y nos permitía (con gran esfuerzo y sacrificio) jugar con alguien que podía manejar la Fuerza. Aunque hubo una segunda edición del juego en Estados Unidos que corregía muchos desequilibrios de este juego, aquí solo tuvimos esta edición, que dentro de lo que cabe estaba muy bien ya que incluía ilustraciones de las películas, láminas a color con fotos y alguna que otra broma (como un cartel de reclutamiento de los soldados de asalto). Los suplementos eran de lo más variopinto, destacando las guías de la Rebelión y el Imperio o La Campaña del Guardián Oscuro, una macro campaña de cuatro libros ambientada en la época de la Nueva República (posterior al Retorno del Jedi). Hoy día este juego sigue siendo un referente de simplicidad elegante.

A pesar de lo atractivo que es Star Wars, no hay ningún videojuego basado en este juego per se. Los Caballeros de la Antigua República estan basados en el juego de rol de Wizards of the Coast que solo tiene que ver marginalmente con este (más que nada por algunos conceptos de juego que mantuvieron).

Stormbringer: El juego de rol en el mundo de Elric de Melnibone. Otro juego de fantasía ambientado en la obra del Británico Michael Moorcock, un mundo regido por el conflicto entre unos dioses del Orden y el Caos, Plagado de demonios y de hechiceros (pensad en una ambientación similar a la de Conan, pero con el prota siendo un hechicero alfeñique con una espada vampírica y os haréis una idea). Donde prima la ley del más fuerte, o el del mejor hechicero. También usa el sistema Runequest modificado, así que también era recomendable para primerizos. Siempre que les gustase una ambientación que tenáa una vena bastante sádica. Es destacable que los suplementos tenían gran cantidad de aventuras de calidad, aunque teníamos que sufrir en cierta medida que la gente de Joc por no querer pagar derechos nos cambiaran todas las ilustraciones de los suplementos americanos.

Paranoia: Paranoia es un juego muy serio donde los jugadores llevan un miembro clave de una utopía futurista llamada Complejo Alfa. El complejo Alfa está gobernado por un benevolente Ordenador que en su magnanimidad ha estratificado la sociedad por colores, para que todo el mundo esté feliz y contento sabiendo donde está su puesto. Además, los humanos tienen 6 clones para seguir jugando en el juego en caso de una improbable muerte. Desgraciadamente en el Complejo Alfa no todo el mundo quiere ser feliz, ya que los Comunistas y toda suerte de traidores se han infiltrado en la sociedad. Así que mientras los jugadores realizan misiones de suma importancia para el ordenador, como limpiar robotankes psicópatas, o pasear cepas comecarne completamente inofensivas por el complejo, han de estar ojo avizor por si aparece algún traidor mutante. Por cierto, ¿he mencionado que se en este juego llevas un traidor, además de un mutante? Tendrás que andarte con ojo, no vaya a ser que tus “amigos” te descubran, aunque si sufren un accidente…

 

 

Paranoia es uno de esos escasos casos de un juego de rol de humor. La verdad es que lo consigue y bastante bien, gastándose un sentido del humor negrisimo. Entre las perradas con las que puede amargarte la vida el master (el ordenador es un psicótico y un sádico) y la amenaza constante de tus propios compañeros (que intentarán eliminarte y luego señalarte con el dedito), no tienes un respiro.

Cazafantasmas: Era un juego donde los jugadores llevaban una franquicia de Los Cazafantasmas. Era un juego de humor, más basado en la serie de televisión de dibujos que en las películas.

Principe Valiente: Basada en las tiras cómicas de Hal Foster, en mis círculos tenía una fama inmerecida de ser un juego “para críos”. En realidad era un juego simple y bonito para iniciarse en los juegos de rol, y cuyo sistema estaba basado en el lanzamiento de monedas.

James Bond 007: Otro juego que sufrió la infame tendencia de Joc de cambiar las ilustraciones. Era un juego de espías que permitía llevar a cabo todo tipo de acciones peliculeras. De hecho solía ser una broma recurrente de que un agente 00 era capaz de sobrevivir a la caída de un avión sin paracaídas. La verdad es que eso era una exageración, ya que era uno de los primeros juegos que permitan a un jugador alterar el entorno de la partida a su favor.

Aquelarre: El “primer juego de rol español”, creado por Ricard Ibáñez. Está ambientado en la España de la Edad Media, pero reflejando los mitos medievales de la España de la época. La verdad es que es uno de esos juegos que son mucho mejores y más grandes de los que su tamaño implica (es un libro realmente fino). Es una auténtica cornucopia de buenas ideas, además el propio juego incluye varios modulos y un bestiario respetable. Los suplementos, que van desde las aventuras hasta los suplementos regionales (con MAS aventuras) son recomendables todos. Uno de los suplementos más tardíos del juego es “Villa y corte” que permite avanzar la cronología hasta el siglo de oro español.

Aquelarre sigue editándose hoy dia, publicándose la tercera edición del juego este mismo año.

Oráculo: Este juego (también español), fue un intento por hacer un juego de rol sobre la antigua Grecia. La verdad es que cuanto menos hablemos de él, mejor. Solo decir que era de lo peorcito.

Pendragon: El Juego de los mitos Arturicos. Es un juego muy detallado para jugar con caballeros y sus casas, podríamos considerarlo el “abuelo” de juegos modernos como el de Canción de Hielo y Fuego. Además de jugar con nuestro caballero artúrico, ganando torneos o derrotando a bestias innobles, podíamos llevar un registro de lo que sucedía a nuestra noble casa y controlar nuestro feudo a lo largo de los años, con un sistema que a veces recordaba a un juego de estrategia. Entre sus suplementos estaba la “campaña del joven Arturo” que cubría 80 años (!!) de campañas y aventuras.

 

In Nomine Satanis, Magna Veritas: Era un juego en el que o bien interpretamos a un ángel o a un demonio. Realizando misiones para la jerarquía angelical o demoníaca. Escrito como si de un juego de humor se tratase, esta plagado de chistes (a menudo, fáciles). La verdad es que como juego es del montón, aunque quizás hubiera estado mejor que hubiesen editado la edición americana en lugar de la francesa.

Nephilim/Selenim: Otro juego de autoría francesa de esos que piensas “La premisa no es del todo mala”. Editado cuando Vampiro: La Mascarada estaba empezando a pegar fuerte en España. Nephilim intentaba ser otro juego donde controlábamos una criatura sobrenatural (en este caso un Nephilim, una especie de “espíritu de la creación”. La verdad es que como trasfondo aunque la idea de base es buena, resulta un poco descafeinado y tristón en conjunto. Este es otro caso donde quizás la edición americana le hubiese dado un poco más de vida, ya que Chaosium la adaptó haciéndola mas parecida a la 5ª edición de “La llamada de Cthulhu”.

Almogavers/Tirant Lo Blanc: Juegos de temática catalana y escritos en catalán. No puedo aportar mucho (por que fui uno de esos que no se los compró), pero las ilustraciones estaban realizadas por Monteys. No era la primera vez que participaba en un proyecto de Joc, ya que había sido ilustrador habitual en la revista Lider.

Deadlands: Los muertos han regresado de la tumba… durante la guerra civil americana. Este juego fue prácticamente el último que editó Joc y es un juego de Western mezclado con criaturas sobrenaturales. La verdad es que el juego en si no estaba mal, Joc había superado un poco la parquedad de maquetación y por ahora es la única edición de este juego que ha llegado a España.

Lider: No es un juego, sino una revista de juegos de estrategia, simulación y rol. En mi humilde opinión fue la mejor y más longeva de las revistas de esta temática en nuestro país. No solo incluía módulos (a veces de una gran calidad y con ilustraciones originales) sino que también tenía suplementos de reglas y de vez en cuando algún juego de rol o de estrategia. Era el complemento perfecto para los juegos de Joc, aunque a veces (¡herejía!) ponían algún módulo de un juego de la competencia.  Siempre podías contar que si no habia algún módulo de algún juego de los referenciados más arriba, seguro que había algo en alguna de las Lider.

La editorial Caja de Pandora intentó recoger la batuta de la revista Lider, pero todo se quedó en las buenas intenciones. La calidad de la revista era bastante discutible si la comparabamos con la etapa Joc.

A Joc lo mató entre otras cosas, la llegada de la competencia. no era demasiado difícil ser la mejor editorial cuando eras la única (Bueno, no era la única, pero las otras eran comparativamente muy pequeñas). Podias permitirte traducciónes dudosas, maquetaciones horribles (Dos columnas y a correr), cambiar las ilustraciones, los formatos de los juegos, etc… Pero la competencia frente a esto empezó pegando fuerte con maquetaciones y traducciones cuidadas y titulos de rol punteros en aquella época (Como Leyenda de los 5 anillos, Vampiro, Cyberpunk, Kult…), y muchos nos empezamos a mudar a campos más verdes. Pero lo que de verdad remató a Joc fue la llegada de los Juegos de Cartas Coleccionables (Magic), intentando introducirse en este mercado hizo inversiones muy grandes y muy desafortunadas (para sacar los juegos Mythos, basado en La llamada de Cthulhu, y El Señor de Los Anillos), con lo cual la quiebra fue inevitable.

 

 

La afición y la competencia tuvieron una relación de amor odio con Francesc Matas, un hombre que a pesar de ser relevante en la afición, no formaba parte de esta (no jugaba a rol). Ganándose alguna pullita como la Infame es “Matas Estultos est”  (Matas es idiota) que aparecía en los márgenes de la portada de la revista 2d10 de la factoría de ideas (además estaba en carácteres griegos y al revés, pero los roleros somos lo suficientemente frikis para sacar algo así).

 

Aun asi se trató sin duda de la compañía pionera del rol español.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Historia. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a El rol español de antaño: Joc Internacional

  1. El rol ha vuelto a Fase Bonus. Buen repaso amigo 😉

  2. Joder! Con este artículo me has tocado la fibra… Aun conservo por casa Los Mitos de Cthulhu, Stormbringer y Aquelarre, de los que era DJ.
    Fantástico flashback! :adorar:

  3. Gracias por el articulazo Turbiales. ¡¡¡Qué recuerdos!!!

    Yo hace ya más de 15 años que no juego al rol de mesa, pero aun conservo El Runequest Básico, el avanzado, la pantalla del Master y La isla de los grifos. Tengo también La Llamada de Cthulhu, El Aquelarre y el Star Wars. A veces me da la neura y me pongo a leerlos, aunque sé que ya no volveré a jugarlos.

    Quizá cuando mis hijos sean un poco más mayores les introduzca un poco en este juego de locos. Porque dime tú ahora, si no conoces a alguien tan loco como tú ¿Con quién vas a jugar? Los que le daban al tema antes ahora prefieren jugar al World Of Warcraft. Es una Hobby minoritario por mucho que nos pese.

    Hace un año me compre la nueva caja roja de Dungeons and Dragons y menuda decepción. Eso ni es un juego ni es ná. Es sólo una introducción al la cuarta edición de D&D. Pero bueno, me hizo ilusión.

    Tal vez esté bien mencionar, que uno de los motivos que hizo tambalearse el negocio del rol, fue la mala noticia de que a unos depravados estúpidos, les dió por asesinar a un pobre hombre, y decir que lo habían hecho por que estaban jugando a un juego de rol. Esto hizo que le diera una fama muy negativa e injusta a esta afición. Encima para colmo, Joc Internacional tenia un juego de rol en vivo que se llamaba Killer (asesino) a la venta en el mercado.

    Gracias por el artículo tio, me has traido gratos recuerdos y me he enterado de algunos detalles que desconocía. (Que Joc cambiara las ilustraciones del Stormbringer para no pagar derechos me parece de lo más cutre)

    :adorar: :adorar: :adorar: :adorar:

    Saludos!!!!

  4. Ahhh que tiempos aquellos dirigiendo al stormbringer con sus demonietes y demas y que buenas ilustraciones tenia, por cierto has citado al merp pero no a su hermano mayor Rolemaster y si en merp los combates eran lentos y habian muchas tablas que decir del rolemaster, una tarde entera para hacer tres puñeteros asaltos

  5. Menudo repaso Turbiales, te lo has currado. Como se nota que te va el tema.

  6. Yo aún debería tener la caja roja de Nestlé… digo de D&D básico… o la tiré y me quedé con solo los libros.. o vaya usted a saber, dejé de jugar al rol cuando los manuales pasaron de las 200 hojas. 😛

  7. El Runequest, que recuerdos. Que masacres. Que… recuerdo una aventura, dirigiendo yo, en Glorantha. Los jugadores eran un guerrero enano, un pato ladrón (los patos, la raza mas molona.Punto), una hechicera aficionada a quemarle el trasero a sus enemigos y un ladron humano.

    ¿Y que ocurre en una taberna? No, no se plearon con nadie. Pero como les pareció muy caro el precio… la quemaron de arriba a abajo, y al que intemto huir selo ventilaron lo muy burros.

  8. Cienes y cienes de partidas que jugué al Stormbringer (era obvio ¿no? xD). Me pasa lo mismo que a muchos, aun conservo los libros y a veces los leo aun sabiendo que no volveré a jugar. Los conservo como oro en paño. Tengo la guia de [b]D&D[/b] con un modulo de armas, el [b]Stormbringer[/b], [b]Runequest[/b], el [b]Car Wars[/b] (esas batallas de vehiculos con sus fichas). Del que más tengo y el que me sorprendió por la cantidad de información que tiene fue el de [b]Star Wars[/b] (con la [b]Guia de expansión[/b],[b] La guia de la Alianza Rebelde[/b] y la [b]guia del Imperio[/b]).

    También conservo el [b]Killer[/b], el juego de rol “en vivo” donde te dejaban muy claro que no se puede hacer daño (supongo que motivos legales xD) donde te daban ideas de trampas y tenía cosas bastante coñonas y curiosas

  9. Buenas chicos!

    Vaya recuerdos que me ha traído este artículo. Recuerdo que mi hermano y mis primos comenzamos en este mundillo del rol porque estabamos cansados de tener que esperar a que cargaran los juegos en el Spectrum de mis primos.

    Por cierto, ¿os suena el juego de rol Car Wars? Un titulo de batallas de coches? Me lo regalaron pero jamás llegue a jugar. Demasiado complicado :-S

  10. Hoz3 dijo:
    Los que le daban al tema antes ahora prefieren jugar al World Of Warcraft. Es una Hobby minoritario por mucho que nos pese.
    […]

    Hace un año me compre la nueva caja roja de Dungeons and Dragons y menuda decepción. Eso ni es un juego ni es ná. Es sólo una introducción al la cuarta edición de D&D. Pero bueno, me hizo ilusión.

    [..]
    Encima para colmo, Joc Internacional tenia un juego de rol en vivo que se llamaba Killer (asesino) a la venta en el mercado.

    Gracias por el artículo tio, […]

    Saludos!!!!

    De nada hombre.

    Para empezar, tienes razón. Aunque hay que matizar que juegos como WoW, vale que absorban (Yo voy a epocas), pero aun hay bastante rolero. El problema es el tiempo, que ya no podemos disponer de el como antes, por eso hay un cierto resurgimiento de los juegos de tablero ultimamente. Por que no necesitas ni de lejos el tiempo de preparación para hacer una partida.

    Y gracias por mencionar el “Killer” que me lo pasé de largo en el articulo. Aunque teniendo en cuenta que era un juego de rol en vivo, se sale un poco de mi area de experiencia.

    Hay otro usuario que ha comentado el Car Wars, Car Wars en realidad no era un juego de rol, sino un juego de miniaturas realmente. Lo tengo también (Aunque desgraciadamente lo conseguí sin los troquelables de coches :-P).

    Lo de la caja roja de Devir, te doy la razón es penosa. Curiosamente hay un juego llamado Aventuras de la Marca del Este, que valiendo lo mismo, tiene lo que supongo que esperabas. Manual de reglas, dados, hojas de personaje y las reglas son de verdad (Es un retroclon del Dungeons Basico de los 90).

    Y lo dejo, que me esta saliendo un subarticulo de lo largo que es esto XD

  11. Aunque no he jugado en mi vida a un juego de Rol, me gustaría si pudiera ser, aunque no se si es un juego de Rol, que se hablara, creo que de el legendario y mítico, Imperio Cobra, que de pequeño no tenia de P… idea de que había que hacer, pero el tablero era un flipe… y aún lo és…

  12. gran articulo, simplemente :adorar: :adorar: :adorar: :adorar: :adorar: :adorar: :adorar: :adorar: :adorar: :adorar:

  13. muy buen artículo :adorar:

  14. Mi experiencia con juegos de rol de mesa es mas bien reducida, pero aun así tuve la oportunidad de jugar Chutlu, Stormbringer y al Señor de los Anillos.

    Realmente si no hubiera sido por esta editorial el mundo del rol hubiera sido muy diferente

  15. nostalgia pura. Gracias por el momento.

  16. tengo los libros originales de todos los libros mencionados de la casa joc sin destapar originales, a quien le interese. comunicarse con mi correo

  17. Alejandro Guzman me interesa saber que libros tienes – si aún los tienes 2 años después de tu comentario -.

  18. Hola Ivan, ahora mismo tengo unos cuantos de esos libros en venta, si te interesan los tengo en anuncio de 30 días en esta web

    http://www.ebay.es/sch/playmaniasalamanca/m.html?_nkw=&_armrs=1&_from=&_ipg=25&_trksid=p3692

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *