Las peluquerías chinas, esas grandes desconocidas

Mucho se ha venido comentando en las últimas semanas acerca de la naturaleza de las peluquerías chinas. ¿Son sólo peluquerías o son “algo más”? ¿Cómo se explica la rápida expansión de estos establecimientos?

En las siguientes líneas voy a comentar algunas experiencias personales relacionadas con estos locales tan peculiares, que probablemente puedan arrojar algo de luz sobre el asunto a aquellos que sientan curiosidad.

peluqueria2

La verdad es que corren muchos rumores sobre las verdaderas actividades de estos negocios y su repentino auge. La comunidad china es cada vez más fuerte en algunos barrios, por lo que cabría esperar que paulatinamente dispongan de más servicios orientados a sus gentes. Sin embargo, cualquier persona que permanezca unos minutos observando la entrada de uno de estos locales, podrá comprobar por si misma como suele haber un importante trajín de clientes occidentales que entran y salen del lugar. Curiosamente con el mismo peinado con el que entraron.

La mayoría de estos locales complementan sus trabajos de peluquería con otros servicios, generalmente de manicura o de masajes. El segundo caso ofrece una explicación más que convincente al hecho de que dispongan de camillas en la trastienda o en el sótano.

Estoy seguro de que no seré el único por estos lares que siente un gran interés y curiosidad por todo lo relacionado con Japón, China y realmente Asia en general. Su cultura, sus costumbres y para qué vamos a negarlo, también por sus mujeres.

peluqueria3

En mi caso fue esta curiosidad la que resultó el detonante para llevarme a las puertas de este tipo de locales. Porque no lo neguemos, la fascinación inicial se complementa con el morbillo de no saber dónde se mete uno ni qué puede pasar.

A la pregunta de si las peluquerías chinas son “algo más”, responderé claramente que sí, sin dudarlo. No quiero generalizar, porque no me atrevería a decir que se trata de tapaderas cuya principal fuente de ingresos provenga de los servicios extra que incluyen fluidos de por medio. Tampoco puedo decir que el 100% de las peluquerías ofrezcan dichos servicios, en primer lugar porque no las he visitado todas, y en segundo lugar porque no en todas los he encontrado. Pero sí en la inmensa mayoría.

peluqueria4

Desde que conocí estos establecimientos, llevo el pelo más aseado que nunca, acudiendo con frecuencia para que me lo arreglen. Casi nunca repito en un mismo local, por aquello de experimentar, y cuando pregunto por los servicios adicionales referentes a los masajes, la primera reacción suele ser siempre la de hacerse los locos. Os aconsejo tratar estas cuestiones siempre de manera privada, sin otros clientes de por medio. Si el local ofrece masajes, es mejor solicitar directamente uno y una vez abajo/dentro consultar. Si se supera esta primera fase inicial, la siguiente está garantizada en un 85% de los casos.

Los precios de los servicios de cara al público suelen ser muy económicos. Hablo de cortes de pelo desde 5 euros o masajes por franjas de minutos verdaderamente baratos. Cuando veáis ofertas como estas, seguramente ofrezcan también otros premios. Eso sí, los servicios adicionales acostumbran a ser bastante más caros, llegando incluso a los 50 €. Llegados a este punto, y si seguís leyendo esta entrada, podéis pensar en dos cosas: que cómo puedo ser tan desgraciado de acudir a estas profesionales, o que cómo puedo ser tan desgraciado de acudir y pagar estas tarifas pudiendo encontrar servicios más completos y encima más asequibles. Si realmente os hacéis la segunda pregunta, sencillamente no lo habéis experimentado.

Hablo de la sensación de no saber en qué va a terminar el hecho de ir a que te aseen las patillas. He comprobado la profesionalidad de algunas muchachas con la capacidad de darle a la zambomba mientras se comunican con SMS con el móvil, todo con una naturalidad y una destreza tales que uno se termina preguntando si son ambidiestras. Normalmente todo ello viene acompañado por una indiferencia absoluta, y sólo mirándote a la cara de vez en cuando para hacer la típica pregunta: “¿yaaa?”, en el mismo tono que Chun-Li.

peluqueria1

Se fue contento pero con la espalda algo perjudicada

Pero como en todo, hay que ver las dos caras de la moneda y considerar la parte negativa de este asunto. En primer lugar el tema de la profesionalidad a la hora de dar masajes. Este suele ser un paso previo en ocasiones difícil de eludir. Hay que tener especial cuidado, ya que con mayor o menor maña, realmente cualquiera sirve para llevar a cabo un ordeñamiento básico. Sin embargo el cuello o la espalda pueden ser más delicados. La mayoría no tienen mucha idea, siendo benevolentes, y a lo mejor os vais a casa más desahogados pero con el cuello enganchado para tres días.

Sobre el tema de si están allí de manera voluntaria, puedo decir que en los locales que he visitado siempre me ha dado la sensación de que sí. En caso contrario me habría ido sin más. De hecho, en no pocas ocasiones se me ha instado a no decir nada sobre los servicios adicionales, no sé si por echarse la propina a la pera o por tener prohibido dar estos extras.

Y vosotros, ¿nunca habéis acudido a una peluquería china? Si no es así, tal vez queráis considerarlo la próxima vez. Tampoco cortan mal el pelo.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Curiosidades y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Las peluquerías chinas, esas grandes desconocidas

  1. Hubo un tiempo en el que discutíamos acerca de la honradez de estos negocios. En mi ignorancia hace tiempo solía ir a estas peluquerías a cortarme el pelo. Normalmente te ofrecían servicio de masaje (muchas veces “masaje de brazos” (?) ), pero la cosa no iba a más.

    Un día recuerdo que fui muy temprano y al parecer sólo había una de las chicas. Me dijo que no había agua caliente, que si podía bajar a la parte inferior. La acompañé y me hizo cambiarle la bombona de butano (por lo que me descontó nada menos que 2 euros en el servicio de peluquería). Allí abajo vi cómo estaba montado el chiringuito y ya no he vuelto a ir más a ninguna.

  2. Lo curioso son las fotos que acompañan al artículo. No sé por vuestras latitudes, pero las chinitas que atienden por aquí son más feas que pegarle a un padre.

  3. …Normalmente todo ello viene acompañado por una indiferencia absoluta, y sólo mirándote a la cara de vez en cuando para hacer la típica pregunta: “¿yaaa?”, en el mismo tono que Chun-Li…

    Hostia lo que me he podido partir la polla xDDD No me atraen estas mierdas, pero mola conocer lo que se cuece dentro de algunas pelus chinorris…

  4. Davidian, ten cuidado que eso de partir te la colista en estos post suena muy mal. Dicho esto:
    Pero que cojín.. Hace esto aquí? Que esto es un blogs retro que espero enseñar en el futuro a mis hijos con orgullo.
    Cabrone.. Además de que pensaran que estoy salido fijo que como mi mujer llegue a ver este post seguro que la bronca va ha ser monumental, ostias si esta detrás de mi……..

    X)

  5. ¿Pero esto qué es? ¿Fase Bonus o Paja Bonus? XDDDD

    Hasta en esto estamos atrasados en A Coruña, que yo al menos no conozco un local así aquí. A mi peluquero no le dejo que me toque tan abajo.

  6. Yo de siempre he oído que es de lo mas normal en China y que ahí se cortan el pelo en casa y luego se van a las peluquerías, aunque el que se diga tampoco tiene por que ser verdad, aquí en Barcelona alguna vez he preguntado por curiosidad y ninguna peluquería china ha querido saber nada, a ver si será como dices que hay que preguntarlo en el cuartito de los masajes.

  7. ¡Enorme! Muy bien explicado y con gracia. Cuando estaba en Barcelona, un amigo y yo siempre decíamos de ir a ver qué tal el masaje de su peluquería china que siempre le ofrecían por 30 euros. Una pena el que nunca fuésemos.

    Y tienes razón en que lo bonito no es lo que te hagan: sino el no tener ni pajolera idea de qué diablos va a ocurrir 🙂

  8. Ahora cada vez que alguien diga que va a una peluquería china a cortarse el pelo ya se como le van a a mirar XD

  9. Pues mi barrio es ya chino al 98% y doy fe de que el mismo porcentaje de chinas son mas feas que un pie, a lo que no ayuda su dudoso gusto para vestir. Pero veo que los chinos le dan la mano a sus chinas así que, entiendo que desde sus ojos rasgados, deben parecerles que están rollizas y buenísimas.

    Por supuesto, las chinas que habéis puesto son putrefake.

  10. Eso si es una fase de bonus.
    Elegí un mal día para quedarme calvo xD

  11. Si esto es una broma, me parece de muy mal gusto. Si es en serio, no sé porque has escrito esto y no lo has denunciado… y no sé muy bien que pinta este artículo en la web, la verdad.

  12. Pues lo cierto es que en Barcelona hay más peluquerías chinas que bares XD

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *