Apocalipsis zomling

3

Te despiertas de la siesta que te estabas echando en el sofá al grito de “¡Zomligs, zomlings!” lanzado por tus dulces retoños, pero no se trata de una invasión de muertos que regresan de la tumba, se trata de uno de los productos de moda que les meten en la cabeza  a tus vástagos que hay que comprar y coleccionar.

En una invasión zombie tradicional, correrías a buscar refugio para ti y tu familia para que no os devorasen los muertos vivientes, pero en esta invasión zomling lo único que va a sufrir una muerte vil es el dinero que lleves en la cartera.

Imagino que muchos de los que leerán ésto son padres, como yo, y sabrán de lo que hablo. De unos monigotes feos y minúsculos que nacen en sobrecitos de plástico, viajan en tren, tienen casitas adosadas o conducen autobuses, y que son el terror de los padres y el disfrute de los hijos.

2

Los zomlings de hoy son los montaman de ayer pero con el IPC ajustado al mil por cien, pero oye, las casitas adosadas son súper monas…

1

Ante esta invasión solo os puedo aconsejar que evitéis lugares concurridos de zomlings, como puedan ser Kioskos, tiendas de chucherías y jugueterías en general.

Y diréis: -Kal, eso de los zomlings ya es viejo tío. ¿Estás senil?

-¡No! ¡Pero estoy apunto de que mi retoño acabe la serie 4, con los muñequitos de color plata y oro y todo!

Así que cuidado que esta invasión se ha asentado después de la de la oleada de ranas, tiburones y ahora pirañas en sobres.

Padres del mundo. ¡Protegeos y proteged las carteras!

 

Esta entrada fue publicada en Opinión y análisis y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Apocalipsis zomling

  1. Ains, los Montaman…

  2. Oh, si. Creo que mi hija tiene una mini ciudad con montones de Zomlings, y un pequeño reducto de Littlest Pet Shop trata de resistirse ante lo inevitable.

    Y yo, que llevo la cartera a todos los sitios conmigo… Pues…

    Deberíamos ver si tenemos alguno repe y los intercambiamos, por el bien de la colección de los pequeños. XD

    Así, dentro de años ganaran FORTUNAS con poner la etiqueta “Vintage”, o “Rare Collector´s Toy” , digo yo.

  3. La culpa no es de los crios si no de los padres. ¿Tan difícil es decir NO cuando te piden lo último que se les antoja? Ah, que nos gusta verlos felices y disfrutando de la última moda. Entonces, lo que estamos haciendo es comprar su felicidad y potenciando el consumismo. ¿En realidad somos víctimas o somos responsables?

    Perdóname Kal, me he dejado encendido el interruptor del modo troll ¡Enseguida lo apago!

  4. Pues los Abatons (de Star Wars sobre todo) no se quedan atrás. Cuando descubrí que la colección no eran sólo 1 de cada personaje sino que había de distintos colores y que se repetían más que el ajoaceite le dije al mi chiquillo “Chaval, ya has completado la colección”.

    Y Hoz3, por mal que nos pese, hay que reconocer que no siempre les compramos las cosas por verlos felices y disfrutar, sino que a veces el no estar toda una tarde luchando “Comprame esto” “No” “Compramé esto” “No”, etc. o el poder sentarse 5 minutos a reposar la espalda mientras juegan son algunos de los verdaderos motivos por los que les compramos todas esas “mierdas”.

  5. Zael: Qué me vas a contar!!! Lo que he escrito arriba es una especie de autocritica a una época pretérita de mi vida. Aunque con el tiempo, creo que he mejorado como padre, o al menos lo intento.

  6. Mi hija de 6 años todos los días me recuerda que los quiere cada vez que los ve en la tele….aunque luego se le olvida. Por eso de momento no le he comprado ninguno (ya tiene muchos juguetes).
    La verdad es que comparto la opinión de Zael y entiendo a Hoz3. Muchas veces no sabemos decir no, o más bien cedemos, por no “aguantarlos” y que nos dejen tranquilos 5 minutos.

  7. No tengo hijos, pero tengo claro que el día que los tenga, no pienso darles una sensación de “qué fácil es conseguir cualquier capricho” y que aprendan desde pequeños a desarrollar habilidades como la capacidad de retrasar la gratificación, respecto al artículo, me recuerdan a aquellos muñecos que nos venían en los Phoskitos de nuestra epoca, la verdad es que me los esperaba más feos los zomlings estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *