Nestea de menta, un amor de verano

Si el otro día comentábamos aquellos Boca Bits con sabor a pizza y su repentina desaparición del mercado, hoy recordaremos otra bebida que no sólo contó con una corta vida en España, sino que parece haber sido relegada al más completo de los olvidos. Se trata del Nestea sabor menta.

Primera lata original de Nestea en España

El lanzamiento del Nestea, acompañado de una importante campaña publicitaria, supuso un pelotazo importante, especialmente para todos aquellos a los que la mayoría de refrescos con gas no nos terminaban de convencer. Yo lo tomaba por litros siendo niño. En aquella época como mucho algún familiar te podía decir, “oye, ¿pero no será malo tomar tanto té?”. Nadie se preocupaba por las cantidades ingentes de azúcar. Originalmente y por algunos años sólo existieron dos sabores de Nestea, el de limón (normal y sin azúcar) y el de melocotón. Los dos fueron una triunfada. Con el paso del tiempo se introdujo un tercer sabor: el Nestea sabor menta.

No recuerdo ni haberlo visto anunciado en televisión. Sencillamente un día fui a buscar provisiones y allí me lo encontré, en el estante del supermercado. En estos casos lo típico es comentar lo bueno que estaba, hablar de ese sabor único e inigualable que muy probablemente nunca más podremos volver a disfrutar… Pero la verdad es que el Nestea de menta no era nada del otro mundo. No estaba tan bueno como el de limón o el de melocotón. Tenía un sabor curioso, ojo, y no estaba malo, pero simplemente no era lo mismo. Crea que nunca llegué a probarlo en lata, ni siquiera verlo. Únicamente en botellas grandes. Su distribución no debió durar ni un verano, porque sólo me dio tiempo a comprarlo dos o tres veces. Desapareció por completo de la noche a la mañana. Prácticamente nadie recuerda, ya no haberlo probado, sino ni siquiera que hubiese existido.

Éste sabor nunca me convenció, parecía el normal de limón pero con una flema disuelta

Con el paso de los años llegarían a España nuevos sabores de Nestea, algunos de manera puntual y otros para quedarse: al limón sin azúcar ni cafeína, super refrescantes, sabor naranja, té verde con manzana o incluso un sabor mango con piña que todavía se sigue comercializando a día de hoy. Pero el Nestea de menta no volvió jamás.

Como curiosidad, parece ser que en algunos países se está vendiendo actualmente un Nestea con menta que también añade jengibre y también otro a base de té verde con lima y menta (el de aquí únicamente llevaba menta, vamos, aroma). ¿Os dio tiempo a probarlo? ¿Lo recordáis?

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Nestea de menta, un amor de verano

  1. Yo juraría que no lo llegué a ver jamás.

    Eso si, espero no ser el único de este país que ha probado las Ruffles Gratén. Solo me comí una bolsa, estaban buenísimas y no las volví a ver jamás, y todos me toman por loco cuando hablo de ellas.

  2. Pues a mí no me suenan esas Ruffles tampoco, ¿de qué año estamos hablando?

  3. Soy del 83, y tendría entre 6 y 9 años supongo, principios de los 90 o así…

    Definitivamente voy a estar loco, jaja.

  4. No tiene porqué significar que estás loco. Yo confío en ti. Podría tratarse de algún experimento del gobierno, o alguna movida de los americanos para insertar en nosotros recuerdos. Yo tampoco he encontrado ni una sola imagen sobre el Nestea de menta que vendieron en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.